Follow by Email

martes, 6 de febrero de 2018

EL PESO DEL TALENTO


PATIO DE CUADRILLAS El talento no puede ocultarse. Es tan singular que convoca el interés si lo tiene un adulto, admiración si es un adolescente y el asombro si se trata de un infante. En ese  caso nos pasma conocer una criatura con hechuras inesperadas que quién sabe dónde las encontró.  Un pintor, una acróbata, una dibujante, un políglota infantil, un torerillo ¿Quién le dio el genio? La criatura agazapada todavía flotando tibiamente dentro de la madre, ¿ya portaba el genio con el que nos deslumbró cuando estuvo al aire libre? ¿Estaría consciente que iba a ser uno de los preferidos de los dioses?

CIELO ANDALUZ Ya había visto y disfrutado varias veces el talento del chamaco Cristóbal  Arenas, El Maletilla. Dos o tres veces en Cinco Villas, el enclave taurino de Luis y Lucero, otras en Tlaxcoapan y ahora, alternando con matadores en Tepeapulco, Hidalgo y le tocó abrir y cerrar el festejo con sendos becerros. ¡Que no se pierda la creatividad de su arte al acotarlo con la técnica taurómaca indispensable!

RECORTE Ya se han visto casos de cómo el arte fresco termina por marchitarse al someterse a la técnica madura. Sería lastimoso que terminemos elogiando la destreza del lidiador sin sobrecogernos ante  sus arrebatos dionisiacos. 

OTRO RECORTE ¨Hay tanta adolescencia apresurada…¨ dice un aire suramericano. Puede haber talentos apresurados.

PITÓN DERECHO El matador Luis Gallardo dirige la escuela taurina Jorge Gutiérrez, en Pachuca, Hidalgo. Ahí tiene una decena de muchachos aprendiendo a torear a quienes generosamente suelta sus secretos en la imaginación fértil de sus atentos pupilos. ¿Cuántos llegarán? Con uno que lo haga…

PITÓN IZQUIERDO O una, porque entre el grupo sobresale Ximena Linares  una chamaca con sus pases límpidos y tersos. El escritor taurino Fernando Del Arco construyó una lista de 21 toreros que tomaron la alternativa antes de los 19 años. Registra a dos mexicanos: Fermín Espiinosa Armillita y Eloy Cavazos quienes lo hicieron a los 16 y 17 años, respectivamente.  El Juli aparece como el más joven al hacerlo, 15 años. 

PITÓN DERECHO No deja de ser un indicador de la precocidad de los que integran la lista, algunos de los cuales llegaron a ser figuras del toro. Pero fuera de ella, hay muchos que sobresalieron ya ¨viejos¨ y que también llegaron a ser ¨figurones¨ En el caso de El Maletilla no creo que se deba buscar, no más  porque sí, la marca del más joven. La alternativa es una maduración de creatividad, valor, técnica, sitio, conocimientos y demás, que como todas las graduaciones puede resultar prematura o tardía.


SALIÈNOSE DE LA SUERTE La plaza San Marcos, de Tepeapulco está techada y tiene servicios sanitarios en el callejón ya que es un espacio de usos múltiples. Además las cuadrillas, los toriles y los caballos de arrastre, utilizan la misma entrada-salida. Es pues, una plaza donde siempre acude uno en son de fiesta popular. Así, no vimos con extrañeza que un becerrista abriera y cerrara el festejo. ¡Y qué naturales dio El Maletilla a su segundo!

PITÓN IZQUIERDO Ahí constatamos la sapiencia de su mentor el matador Luis Gallardo a quien vimos aconsejarle en esa corrida donde el matador toreó con El Zapata, Martínez Vértiz y Duque, español. Un encierro intrascendente.

PITÓN DERECHO  El desempeño de El Maletilla nos hace pensar:  El peso del talento sobre hombros infantiles, ¿impide a su portador a vivir con plenitud su infancia o adolescencia? ¿La criatura talentosa, que ejerce su talento, navega una niñez interrumpida? ¿O es para lo que nació?


DEL ARCO, Fernando EL JULI Historia de una voluntad. (España, 1999) Egartorrre Libros. 325 pp., la lista mencionada aparece en la 42.   

No hay comentarios: