Follow by Email

sábado, 28 de septiembre de 2019

ARLES



PATIO DE CUADRILLAS Carmen del francés Bizet, tal vez sean los aires taurinos más conocidos del mundo. Incluida en el repertorio de las compañías de Ópera  no ha perdido el encanto desde que fue escrita. La historia, como es sabido se originó en un hecho real acontecido en España donde un militar se empantana en los encantos de una gitana en un amor arremolinado e irresistible (¿Hay de otro tipo?). La gitana por su parte también es presa de los arrebatos del amor y al rato se fascina por un picador razón por la cual el militar ya devenido en contrabandista le quita la vida. La historia tuvo dos o tres versiones escritas y cuando llegó a la imaginación de Bizet ya no se trataba de un picador como era la versión original sino de un torero a pie y el compositor la cristalizó en la versión operística que ahora conocemos.
TOREADOR, EN GARD! En las corridas francesas los paseíllos se hacen envueltos en la música de Toreador, en gard! También acá en México en algunas plazas resuenan esos acordes cuando los toreros desfilan ante el  público y saludan al juez de plaza. La letra de ese coro describe cómo el bullicio y gritos se disuelven  en silencio antes de salir el toro, las embestidas al caballo y los tumbos, algunos pases y la entrada a matar. Le recuerda al toreador que en ese momento letal unos ojos negros lo ven y que el amor lo espera. Se deja entrever que los ojos son del toro y que en caso de muerte sería un avatar del amor o bien que los ojos son de una mujer que espera al torero para  envolverlo con el amor cuando termine su proeza; por eso Bizet previene al torero: Toreador, en gard!

Pitón derecho Este sábado 7 de septiembre del año del señor 2019, en el milenario coso romano de Arles las cuadrillas de Enrique Ponce y Juan Bautista cruzan los 70 metros del óvalo sobre la arena amarilla decorada con las sombras de girasoles de Van Gogh. Este pintor holandés hizo gran parte de su genial obra bajo el sol de Arles. Por eso se le recuerda decorando las arenas de amarillo con sombras de girasoles tan identificados con su obra y hasta aparece un Vincent al pie de los girasoles. Los atuendos son goyescos, el lleno es total y es el coro y la banda de la ciudad los que acompañan la marcha al compás de las palmas de los asistentes acomodados en las gradas desde donde sus antepasados presenciaron hace dos siglos las hazañas de los bestiarios y gladiadores. Pienso que inexorablemente también uno de mis ancestros gritó entre aquellas muchedumbres y que entonces debo tener en la muchedumbre un pariente lejano. Eventual suceso que culminaría la experiencia de cualquier taurino. Órale.

Pitón izquierdo  Es la tarde en que Juan Bautista el francés se despide de los ruedos. Ha hecho una carrera taurina de fondo que merece cerrarse alternando con Enrique Ponce el español prestigiado  con innumerables paseos en hombros en todas las plazas del mundo taurino. El encierro digno de esa despedida se integra con toros de Núñez de Cuvillo, Garcíagrande, Adolfo Martín, La Quinta, Juan Pedro Domecq, de Vista Hermosa y el último de la tarde y de la vida taurina de Juan Bautista de Vegahermosa. Fue una tarde de inusitado nivel taurino con el público eufórico y el coro con la mezzo soprano Muriel Tomao y banda alternando sus voces e instrumentos.  
Recorte final En su crónica del siguiente día Gregorio López de La Provence/Arles, escribe sobre el Estado de Gracia al que se llegó en el mano a mano y tomando la letra de Bizet, titula su reporte como L´hymne à L´amour de Juan Bautista. Fuimos 12,300 embelesados que acompañamos al diestro arlesiano en esta tarde grabada en las gradas y muros calcáreos del coso romano. 

Toro de Regalo El programa original de la 2ª corrida de la FERIA DU RIZ  anunciaba para esa fecha a Juan Bautista y Roca Rey, con toros de La Quinta, Domingo Hernández, Zalduendo  para el arlesiano y  Adolfo Martín, Núñez del Cuvillo y Jandilla para el peruano quien por convaleciente fue sustituido por el valenciano. También cambiaron los de Domingo Hernández, Zalduendo y Jandilla por toros de Garcíagrande, J.P. Domecq y Vegahermosa.

Saludo a los Tendidos Au revoir, goyesque d´Arles, enchanté.

domingo, 16 de junio de 2019

LIBROS QUE APORTAN



PATIO DE CUADRILLAS Todos los libros se escriben con la esperanza de aportar información; el riesgo inherente es que algunas veces el lector ya tiene una de mejor calidad y otras que son las peores, la información nos resulta morralla. Algunas obras sólo sirven para exponer la codicia numismática del autor que escribe vertiginosamente antes de que los potenciales compradores prefieran otro tópico; tales obras aprovechan el escándalo momentáneo, el advenimiento sorpresivo del nuevo héroe o el enfermizo interés por la tragedia; también los hay que al abrirlos lo único que hacemos es liberar el incienso para alguna medianía que tuvo días de suerte veleidosa.

LIÁNDOSE EL CAPOTE Lo dicho puede acomodarse a cualquier libro, de distinta área, en alguna época histórica. Si pasáramos el lanzallamas selectivo en nuestro estante de libros taurinos, ¿cuántos de ellos merecerían salvarse del achicharramiento?

TALLANDO LA TIZA Pero un buen libro libera la luz. Nos hace leerlo casi en vilo como lo acostumbraba José Vasconcelos quien distinguía los libros que merecían leerse de pié y los que leía sentado --casi al borde del cabeceo (Cursivas nuestras).

CIELO ANDALUZ Y cuando un libro parece tener alas y no pastas la pregunta --inocente con fondo anhelante—es: ¿por qué los escritores no hacen sólo libros que eleven a los lectores? Esa pregunta nos saltó al leer Detrás del valor y del arte/Técnicas de lidia y ganadería de Francisco Miguel Aguirre Farías. México, 2015. Impresos Gráficos Publicitarios. 110 pp. Es merecedor de una relectura lenta.


PITÓN DERECHO El libro de Pancho Miguel –así se le conoce, es de las obras que después de sacudirnos reacomodan la información que uno tenía antes de leerlas y además añade conocimientos que quedan como peldaños para seguir ascendiendo en la apreciación de la tauromaquia.

PITÓN IZQUIERDO El peldaño fundamental que coloca Pancho Miguel es que el toro bravo embiste porque considera al engaño como un depredador (capote, caballo, banderillero, muleta), al que hay que eliminar; y lo ataca porque el depredador incursiona en el territorio que el toro aislado considera suyo. Esto es, el toro bravo embiste cuando percibe que su ámbito es invadido por ese enemigo (pp. 21, 66, 71, etc.)

ENGANCHÓN Entre muchos otros aportes el autor dice que le toro bravo humilla, es decir baja la encornadura al embestir porque quiere defender su pecho del ataque enemigo (pp. 66, 92. etc,) Las ideas que derivo de su obra no necesariamente serían avaladas por él pero las considero asimilables a su proposición central.  

PITÓN IZQUIERDO Ahora es mi turno: el dominio sobre el territorio que todo ser viviente trata de ejercer, tiene una área variable, según el individuo y la situación particular. Hablando de toros bravos algunos quieren recuperar su espacio embistiendo desde allá, mientras que otros casi tienen que rozar el engaño antes de decidirse a atacarlo porque su zona de la que se sienten dueños, es reducida.

PITÓN DERECHO La idea que extendemos de la obra mencionada es que el toro al embestir lo hace humillando, porque es más poderoso cuando tiene al enemigo en el aire  ---por eso antes tiene que desprenderlo del piso, y así cuando logra echárselo a las alturas lo puede herir a plenitud. Las cornadas típicas recibidas por los toreros parecen confirmar esta hipótesis: el toro es más hiriente cuando sostiene en el aire al enemigo. Los enganchones al peto del caballo, los capotes, muletas y a los toreros abatidos sólo son incentivos para que el toro enseguida trate de alzarlos y pueda disponer de ellos pasándoselos de pitón a pitón.



PITÓN IZQUIERDO Aquí postulamos que la humillación –por cierto una expresión inadecuada ya que no se trata de un acto humilde--, que es reconocida como una característica del toro bravo puede definirse como la intención de desprender del piso al enemigo y desbaratarlo en el aire como han sido registradas innumerables cogidas de toreros, muchas de ellas mortales.

PITÓN IZQUIERDO, OTRA VEZ La condición sine qua non para que se dé la llamada humillación es que  pretenda usar los cuernos como garfios elevadores. Un caballo derribado o un torero colapsado no disuaden al toro bravo en su ataque; porque seguirá punteando y mientras no lo distraigan insistirá hasta que el cuerno cale la resistencia y entonces la media tonelada muscular actúa como potencia para elevar el peso penetrado y así eventualmente destrozarlo en las alturas.

PITÓN DERECHO Por su cuenta un toro bravucón embiste con la cara en alto porque no quiere levantar al enemigo sino intimidarlo con su tamaño para que huya; estrategia que utilizan otras especies, incluyendo la humana. Estos casos de embestidas con la cara alta son propicios para que el torero mandón con sus lances y pases eventualmente haga que las cargas dejen de ser bravuconas y se conviertan en envites de bravura; es decir el diestro maniobra para que el toro ataque al ras del piso y para beneficio del arte, empuje la encornadura para agredir el capote o la muleta con el instinto de elevarlos y si lo logra, destrozararlos en lo alto, es decir el diestro --diestro trueca la bravuconería por la bravura.

PITÓN IZQUIERDO Pero mientras los cuernos no logran el enganche, las embestidas al ras del suelo ofrecen el maravilloso misterio del toreo artístico y poderoso. De ahí la estética que genera cuando el engaño no es tocado. Por supuesto la sabiduría del torero que entiende al toro y no se deja enganchar mientras se juega la vida con elegancia, no es proeza cotidiana.

PITÓN DERECHO Esto es, torear es templar la bravura con elegancia, no aprovechar el viaje para retorcerse. Aunque son escasos los que saben hacerlo vale la pena el aburrimiento de ver corridas de ventajosos pintureros con tal que en una tarde llegue el toro bravo rasante y se encuentre con sedas templadoras para que la plaza se encienda para siempre ---durante escasos veinte minutos.

TORO DE REGALO El humus es la capa de tierra que cubre el globo terráqueo donde no hay agua sea líquida o congelada --Escribimos globo terráqueo, aunque actualmente aletea la teoría extravagante que sostiene que la tierra es plana: una especie de charola y por ende las fotos enviadas por los telescopios montados en satélites serían photoshops, hechos en tierra firme. Pero regresando al humus, de este vocablo se desgranan otros como inhumar, humilde, humillante, exhumar y tal vez husmear. Inhumar es depositar el cadáver debajo del humus; exhumar es rescatarlo. Los perros husmean para encontrar bajo el humus rastros de presas y restos pútridos comestibles. También los Chairos que viven pegados al suelo son humildes, es decir viven sobre el humus. En cambio los Fifís que viven en las alturas son altezas, es decir su hábitat está en la altura. El episodio o el soberbio mequetrefe que nos hace menos en público resultan  humillantes porque nos aplanan contra el humus.

RECORTE Como consecuencia cuando uno es humilde no presenta ni expone sus ruegos o requerimientos sino que los eleva. Aquí caemos en cuenta que esta etimología nos ha hecho tragar la analogía que el toro bravo para serlo, debe humillar. Por supuesto rechazamos esta proposición porque nadie, fuera de algunos taurinos, asocia la humildad con la bravura ya que ambos atributos hasta aparentan ser polos opuestos. Entonces lo que hacemos es olvidarnos de esa mancuerna humillación---bravura y postular que el toreo es una técnica que trata de obligar que las embestidas sean rasantes porque así el toro bravo conmueve con el instinto que dispone para desprender del piso al invasor y tasajearlo en las alturas, mientras que el torero despliega, en el mejor de los casos, su elegancia para evitarlo. Órale.



miércoles, 12 de junio de 2019

REENCUENTRO INFANTIL



PATIO DE CUADRILLAS Durante algunos años la Plaza Alberto Balderas de Ciudad Juárez y El Toreo de Tijuana, fueron los cosos taurinos que más corridas ofrecían al año, en el mundo. Realizaban corridas de toros los 54 domingos y además, los días feriados tanto mexicanos como norteamericanos que añadirian otros diez festejos.
Ambas plazas fronterizas aprovechaban la cercanía de concentraciones militares norteamericanas, a saber, los marinos de la base naval en San Diego, California y los acuartelados en el Fuerte Bliss y el Campo Aéreo Biggs, en El Paso, Texas. Por el auge se construyeron otras plazas , una en cada ciudad.   

LIÁNDOSE EL CAPOTE DE PASEO Y aconteció que la misericordia disneylandesa animalista cundió y poco a poco diezmó la afición taurina al grado que se arrasaron dos plazas de las cuatro en estas ciudades fronterizas. Aplanaron El Toreo de Tijuana y la Monumental de Ciudad Juárez la hicieron centro comercial. Sobreviven la Playas de Tijuana y la Alberto Balderas, en Ciudad Juárez.





TALLANDO LA TIZA Es en ésta donde el 1 de junio  de 2019 asistimos al festival de escuelas taurinas. Un observador ocasional pudo tener la impresión que éramos un grupo rezagado de aficionados presenciando un ritual en vías de extinción. Con algo más de perspicacia ese observador habría cambiado de opinión porque sobre la arena unos niños artistas se turnaban para torear becerras bravas y con esa actividad todos los presentes apostábamos al futuro de la Fiesta.


PITÓN DERECHO El certamen convocó a cinco Escuelas Taurinas. Por la  de San Miguel de Allende, a Manuel Martínez, que nos perdimos de conocerlo pues no  asistió. La de Ciudad Juárez tuvo como representantes a Xavier Reynosa ¨El Callao¨, Emmanuel González ¨El Meño¨ y   Sebastián Benítez ¨El Niño  Genio¨. Luego, Nazareth de León Guanajuato, Omar Mora del Centro de Formación Taurina ¨El Zapata¨ y Cristóbal Arenas ¨El Maletilla¨ de la Escuela Taurina Hidalguense Jorge Gutiérrez A.


PITÓN IZQUIERDO El coso es propiedad de Alberto Bailleres, las becerras de Santa Elena y el tren ruidoso sin amo se mandaba solo sobre la avenida Ferrocarril al costado de la plaza. Ruidoso monstruo aportaba rugidos  extraños al ambiente usual de óles y aplausos. Esa tarde  atestiguamos el relevo que aceptan los niños toreros de una tradición de 500 años. Raro evento: como infantes reciben el pesado encargo para que, en el mejor de los casos, accedan a la alternativa a los pocos años como adolescentes. Óle.  

PITÓN DERECHO Frente a los animales y sobre la arena esos niños toreros combinan las enseñanzas de sus respectivos instructores con el talento propio con que han nacido. En sus lances se nota la elasticidad de sus miembros y la seriedad transmitida, indudablemente por sus mentores. Se desplazan con soltura y no pocas veces nos hacen olvidar su edad por la parsimonia con que resuelven los problemas que las becerras plantean.


PITÓN IZQUIERDO En muchos momentos mágicos ligan un pase con el otro con apenas un paso intermedio y un giro de muñeca suave que la becerra obedece. Si supieran que para nosotros son lances a un toro hecho y derecho y para ellos son dados a la becerra. ¡Cómo se anticipan los días triunfales de los próximos diez años en las plazas del mundo, oyendo los óles en esta tarde juarense!


PITÓN DERECHO El triunfador fue ¨El Maletilla¨ quien iluminó la tarde con las verónicas en contra querencia y los naturales en los medios.


PITÓN IZQUIERDO También en el otro extremo del país, allá en Kinchil, Yucatán Mariangel Segovia de la Escuela Taurina CTM de Mérida, sabe reposar el cuerpo mientras con la muñeca guía las embestidas de la becerra en una plaza hecha con troncos, barrotes y sogas. ¡Óle por la Princesa Maya!


viernes, 3 de mayo de 2019

Diálogo Taurino


MIENTRAS COMÍA ELOTES
A LA ENTRADA DE LA PLAZA…
Ese mi cuate, el que  sabe de todo.
Inclusive de qué color tiñe el  verde.
Me dice: ¨Tu saber taurino se pierde¨.
Alza el dedo: ¨Lo digo de buen modo¨.
¨Si tú de veras deseas saber del toro¨.
¨Y poder gritar cuando la sangre hierve¨.
¨Y quieres un toro-- toro y sudar la fiebre¨.
¨Vete a las Españas; afloja el codo¨.


¡ÓRALE, YA DIJISTE!
¨Pero  ¡Aguas!: estar allá no es suficiente¨.
¨Habrás de dar un empujoncito más¨.
¨Un consejo gratis – ¡sale de tu buen cuatacho!¨.
¨Puedes aprender mucho de los demás¨…  
¨Porque ser aficionado Azteca es vivir como invidente¨.
¨ ¿Quieres entender de toros? ¡Arráncate el penacho!¨.

Y QUE ME VOY A ESPAÑA
 A COMER TAPAS CON GAZPACHO    

¨Y que llego y que entiendo y como tenochca ya veo:¨
¨En España el carpetano trocó el Desdén por el Desprecio¨.
¨El vetón la Zapopina  por la Escobarina. De los dos ninguno es necio¨.
¨Sucede que los de aquí les vale si llegó el correo¨.
¨Al ordenador y a sus verdades les hacen el feo¨.
¨Nuestro toro está muy lento, el de acá es mucho más recio¨.   
¨Se olvidan del ayer,  ¿Cuál boicot? Y del hoy ¿Cuál desprecio?¨¨.
¨Y la hacen  de jamón y se agandayan  el trofeo¨.

EL RECORTE DEL MEXICA

En el arte (y frente a las mujeres) no cabe la objetividad.
(El corazón está para dar tumbos y tronar palpitaciones).
Al albero y al tezontle llega un par y no es de grandes ratas 
Están claras las diferencias: Son dos toros y dos complicaciones
Pero prefiero mis plumas y el temple denso de la suavidad
¿O quieres que cambie como tú, el penacho por las alpargatas?







PONCIANO DIAZ                                                                   RODOLFO GAONA











FERMIN ESPINOS

                                     LORENZO GARZA

   











JESUS SOLORZANO






                                                                                                                                                                                                SILVERIO PEREZ














                                                                                                                                                   MANUEL CAPETILLO                            MANOLO MARTINEZ







                                                                                                                                                                                             
EL PANA                                                                                                                                                                                                           JUAN PABLO SANCHEZ



Eugenio Guerrero
La Higa, Mineral de la
 Reforma. Hidalgo
 Abril de 2019 4ªT




lunes, 1 de abril de 2019

CORTIJO UX


PATIO DE CUADRILLAS Después de dos horas y media de vuelo desde Tenoxtitlan se descubre  la Blanca Mérida. La alfombra de bienvenida es verde y se extiende tres cuartos de hora; una vasta planicie con matorrales que ninguna cadena montañosa recorta en el horizonte. Vamos a la segunda tarde del encuentro de dos escuelas taurinas, la CTM de Mérida, Yucatán con apenas un año de vida y la de Pachuca, Hidalgo La Jorge Gutiérrez Argüelles que tiene ya nueve años. Nos recibe Alejandro Segovia con una comilona de Panuchos, Brazos de Reina y cerveza que se le agradece hasta el infinito y más allá. Fue la introducción in situ a la culinaria yucateca. Él y su familia se encargaron de encantarnos con la creación artística de los platillos irresistibles que sorpresivamente no me trastabillaron mi primer sueño en tierras del Mayab.


LÍANDOSE EL CAPOTE DE PASEO A  la siguiente mañana tuvimos la experiencia de conocer a Antonio Rivera presidente fundador de la Federación de Escuelas Taurinas y actual del Capítulo Yucateco de Tauromaquia Mexicana. Es generoso con su hondo conocimiento de Los Toros. Ya finiquitados los jugos de fruta y tacos de morcilla del desayuno nos acomodamos en el Cortijo Ux a las orillas de la ciudad. Es un complejo campestre aún inconcluso  que además del redondel tiene piscinas, chapoteaderos y espacios abiertos para juegos. El patrón Eugenio Ux  generosamente atiende el evento. Sobre las mesas a la entrada del Cortijo Ux humean tortas, tostadas  y tacos de cochinita pibil que tuve que ver de reojo --por el momento.           

 TALLANDO LA TIZA Saldrán becerras de la ganadería Los Tres Hermanos de  Xaya, con sangre de Jalpa, Sinkehuel y Loret de Mola. Lejos están de ser del Agarradero; en alguna entrevista hecha a Manolete se refirió a uno de Sinkehuel como el toro que mejor había toreado en su vida pero luego en otra entrevista cambio de preferencia y dijo que fue de Torrecillas, también mexicana. Luego dijo…


ME CAI DE LA NUBE Para esta la segunda parte del Encuentro la chiquillada es más variada y hasta internacional porque incluye a un adolescente peruano que sale primero y es Misael Castillo. Mariángel Segovia ¨La Princesa Maya¨, Gilda González ¨La Paloma¨, Julio Ventura ¨Venturita¨, Miguel Castro ¨Miguelín¨ son los oriundos. Los invitados hidalguenses Cristóbal Arenas ¨El Maletilla¨ y Alejandro Moreno ¨Castelita¨, extrañé la ausencia de Ximena Linares. Nos dio gusto ver a la matadora Lupita López entre el público. Óle.


PERCAL POR LA SEDA ¡Que juego dieron las becerras y cómo aprovecharon su bravura los torerillos! Nunca mejor empleada la expresión de fiesta taurina. Hasta la última que pareció que arruinaría el encierro con su aparente mansedumbre huidiza, fue reconvenida y traída a la fiesta por el capote convincente del matador Luis Gallardo. Luego ¨Castelita¨ se encargó del asunto y nos subyugó a fondo. Por su cuenta el Maestro José Buenaventura Chuc se hizo ver toda la tarde en el desempeño artístico de sus pupilos.

PORTA GAYOLA  Chuc y Gallardo parecen haber resuelto el dilema que todo enseñante enfrenta, ¿dónde marcar la línea que separa la disciplina que les salvará la vida a sus pupilos y la creatividad artística que cada uno de ellos trae y que no se le deben poner limites? El arte le dará sentido a la vida del artista (y a nosotros que los disfrutamos), pero antes esa vida tiene que protegerse por el conocimiento inculcado por los maestros Gallardo y Chuc quienes por su lado están marcados por cornadas. Menuda tarea. Como Maestros que ya se reflejan en sus alumnos nos dejan la idea que cualquiera puede hacer lo que sus discípulos hicieron esta tarde. Mmhh.

PITÓN IZQUIERDO Quienes estuvimos esa mágica tarde en el Cortijo UX no tuvimos que entresacar lances dados aquí, ni aquel muletazo de allá. Fue una vitrina abastecida con la joyería taurina infantil. Todos resplandecieron sin más límite que el carácter y condiciones de las becerras. Fue muy visible el conocimiento que han adquirido y disfrutable la manera en que sus talentos individuales nos hicieron disfrutar la tarde. Al salir pudimos aligerar las mesas de su carga de tacos, tortas y tostadas  de cochinita pibil. Óle.   

PITÓN DERECHO Al día siguiente nos metimos al Cenote de San Ignacio, en Xoxolá. Es una caverna con las aguas más límpidas que la naturaleza ha filtrado al subsuelo. La transparencia acuática hace ver muy inmediatas las rocas del fondo –a catorce metros, lo que disuade al nadador timorato –ese soy yo, de clavarse. Nadar en un cenote es recuperar el paraíso perdido pero con algo de miedo porque siente uno el agua pero no la ve y se tiene que nadar en el aire. Órale.

PITÓN DERECHO, OTRA VEZ  Después de la experiencia acuática Alejandro Segovia nos invitó  a un festín de pescado pargo preparado a la Tikinxic. Qué maestría.  Además, pulpo frito, vino, cerveza y la conversación amena. En mi caso el viaje a Mérida es más que un meme porque necesito un USB para captar lo que significó. Órale.    



PITÓN IZQUIERDO Hace cuatro años que estuvimos en La Petatera de Villa de Álvarez, Colima. Centenaria plaza de toros que –paradójicamente, no dura más de una temporada, porque la construyen cada año con troncos, barrotes, petates, tablones y cordeles. Una vez terminada la feria la desarman para volver a construirla al siguiente año. Ahora en el Mayab conocemos  la versión yucateca de tan notable prodigio.

ENGANCHÓN Y DESARME Pues no; ésta no es una versión local. Aquí se originó la idea. Ésta es la madre de todas las petateras hechas y por hacer. Me informan que en el centenar de municipios yucatecos la gran mayoría conservan esa costumbre de construir y reconstruir  los cosos taurinos. Estamos en Hunucmá cerca de Mérida. Al ras del piso los aficionados ven la corrida entre barrotes porque que no hay redondel que lo impida. Los troncos soportan las eventuales cargas de los toros. Al igual que en Villa de Álvarez, allá en Colima.


PITÓN DERECHO El rejoneador divierte al público tanto como  que el torero en su turno. Los recortadores  se juegan la vida. El alborozo es unánime. Los vendedores no paran de vender rodajas de elote preparado quién sabe cómo. El torero de a pié pincha tres veces, falla con el descabello y cuando se pone a meditar profundamente frente al toro impasible que no dobla, alguien le ofrece un sabio consejo: ¨ ¡Mátalo ya!¨

 TORO DE REGALO El año pasado, cuando la Señora Alondra descubrió unos moretones en los muslos de Mariángel y pidió explicaciones a su niña ésta le confesó que después de la escuela, se iba a torear. Alarmada la quiso disuadir de la arriesgada afición; Mariángel, la futura Princesa Maya, se justificó: ¨Mamá, es que no sabes lo que se siente¨. Por su parte, Alejandro Moreno de tres años y a las tres de la mañana cuando los muñecos salen a pasear, despierta a su abuelo ¨Papá Nufo¨ para que lo vea torear con su capote infantil. A esa edad le gustaba ver una y otra vez el video de ¨Davidiveti¨ (David Silveti). Ahora con ocho años y nombre artístico de ¨Castelita¨ y afortunadamente bajo la luz del sol, nos mantiene a todos insomnes con su soltura frente a la embestida de la becerra.

lunes, 25 de marzo de 2019

TILCUAUTLA, Tlaxiaca, Hidalgo.


PATIO DE CUADRILLAS  Dos grupos taurinos, de Yucatán uno y el otro de Hidalgo, ambos estados mexicanos, organizan un Festival de la Amistad. Viniendo de Mérida, capital de Yucatán hay que viajar dos horas y media entre las nubes y dos de camino terrestre pavimentado, más veinte minutos interminables sobre una ruta de piedras lavadas por las avenidas de las lluvias y raspadas por los automóviles que se atreven. Se llega así al Cortijo Puerta Grande, Pensador Mexicano 12, Barrio de la Mora II, C.P. 42160. San Juan Tilcuautla, Municipio de San Agustín Tlaxiaca, Estado de Hidalgo. México; continente americano; Planeta Tierra. Galaxia Andrómeda. En rigor es la Vía Láctea, pero se oye mejor aquella. Órale.
a
CIELO ANDALUZ El encuentro se anuncia como un Mano a Mano entre la Escuela Taurina de Yucatán CTM y la hidalguense ¨Jorge Gutiérrez A.¨ con sede en Pachuca, Capital del Estado. Aquella escuela será representada por Gilda González ¨La Paloma¨ y Mariangel Segovia ¨La Princesa Maya¨ y ésta por los hidalguenses Carlos Hernández y Ximena Linares. Además participará Alejandro Moreno ¨Castelita¨ niño de notables facultades taurinas, también de Hidalgo.

PITÓN DERECHO El cortijo resulta una bendición para los que (como el que escribe), hacen el viaje desde Pachuca, en transporte público. La parte pedregosa la sobreviví en auto de una lugareña que me llevó en un viaje que además de los tumbos, me sacudió con anécdotas sabrosas las que casi me hicieron olvidar agradecer. (La ingratitud es el peor de los pecados; todos los demás ahí se engendran). La placita está bien hecha,  cómoda, con sombra en todas las localidades. Limpia. Sillas acolchonadas (¡!) unos 25 metros de diámetro. El matador Luis Gallardo y el patrón Pablo García fueron quienes han organizado el mano a mano de estas escuelas taurinas en Tilcuautla.


PITÓN IZQUIERDO Pablo García atiende cuanto detalle descubre en su constante supervisión. El termómetro marca a las 14 horas 26 celcius  y la cerveza un poco menos y aún así, es preferible a la deshidratación. Los tacos de barbacoa con salsa verde, insuperables (Estamos en Hidalgo, caray). Al rato la cerveza emerge de los témpanos a la temperatura que nos hace agradecer al hielo (con H, no con C), su intervención. El que escribe esta dispuesto a seguir combatiendo el calor y desapareciendo los tacos, mientras salen los becerros, pero  fue nombrado sorpresivamente Asesor del  Juez. Mhhh, ¡Que Dios reparta suerte!

PITÓN DERECHO Gilda González, ¨La Paloma¨ tiene la virtud de la ligazón, corrige pronto los terrenos y juega con la velocidad del becerro. ¨La Princesa  Maya¨,  Mariangel Segovia,  se planta y pasa la becerra por aquí y luego la lleva hasta allá. Se mueve más el planeta ya mencionado. Bendito el reposo de la Princesa. Luego la notable Ximena Linares, con la solvencia que le da su talento y las corridas que lleva. Ha asimilado las oportunidades y muchos son los avances estéticos que ha logrado; es un deleite verla. Carlos Hernández no comete errores y se desempeña con naturalidad. El Castelita da la impresión que pesa la mitad que el becerro y lo torea como
jugando, sin agobio ni problemas.
PITÓN IZQUIERDO El próximo marzo será el turno de Yucatán de ser la sede del encuentro. Habrá que ir. La oportunidad de ver otra vez a esos niños  toreros y además conocer los detalles de ver chonear, es una tentación irresistible. Según me explica Alejandro Segovia, padre de ¨La Princesa¨ chonear es torear (en lo que se puede), vacas enormes algunas con más de cincuenta corridas que resultan ser una tentación insoportable para los choneros  lugareños que se atreven a enfrentar tamañas amenazas.


PITÓN DERECHO Tener la temeridad de ondear el engaño y soportar de la manera que Dios les da a entender la embestida casi siempre certera, es una fiesta que uno que es aficionado fifí no se puede perder. Es una proeza folclórica emanada de la fascinación humana que genera el ganado bravo; fascinación misteriosa que no tiene explicación disneylandesa, porque no son animales de peluche. Luego las vacas son llevadas a otros parajes donde los choneros locales ya tienen los capotes y muletas preparadas y están ansiosos de atragantarse con el miedo.
RECORTE FINAL La culinaria yucateca, los cenotes sagrados, la indumentaria, la raíz histórica yucateca de la plaza La Petatera, de Villa de Álvarez, Colima; la trova y la música peninsular y además el ritual taurino, bien valen la pena.

domingo, 17 de marzo de 2019

EL DIÁLOGO TAURINO, DE TENDIDO A TENDIDO

PATIO DE CUADRILLAS En este primer quinto del Siglo XXI cuando se ha revolucionado la comunicación de manera tal que los mayores de 50 años no se rebajan a hablar a una pantallita portátil y por lo tanto están incomunicados, nos vamos a referir a un diálogo que ha sobrevivido al tsunami tecnológico y que además, es singular. Singular porque se hace a gritos, de un tendido al otro, en una plaza de toros. El respetable acusa recibo de todos los gritos y celebra con risas o reprueba la exclamación con silbatinas. Pero si el grito va al que está en la arena jugándose la vida,  casi nunca tiene respuesta del torero, como no sea alguna mirada hosca.

LIÁNDOSE EL CAPOTE DE PASEO Antes de seguir con el tema, aquí habría que recordar que todas las plazas taurinas del mundo, todas, tienen dos reglamentos: A) El impreso por las autoridades municipales que es el oficial y otro B), que sin tener texto escrito es de cabal observancia: se trata del conjunto de Usos y Costumbres (UyC) de la plaza particular. Este reglamento apócrifo tiene la fuerza suficiente para revocar muchas de las decisiones basadas en el texto escrito y tomadas por la Autoridad, el Delegado, el Juez o el Presidente de la corrida. Es más, los gritos de los aficionados por levantiscos que sean, incluyendo a los antis nunca son objeto de sanción porque son exclamaciones protegidas por el UyC que tiene autoría anónima y ratificación colectiva por la solidaridad (o tolerancia), del público asistente.

TALLANDO LA TIZA También esos gritos son aceptados porque son opiniones atinadas que jamás se verán en las crónicas acicaladas aunque ambos sean –gritos y crónicas decentes--componentes de la fiesta: es  más, no se puede pensar en una tarde de toros sin gritos o un cronista que los consigne en su narración escrita. No hay tal lugar: es una utopía. Órale.

CIELO ANDALUZ El Grito Taurino viene a ser pues un ejercicio democrático en tiempo real blindado por la costumbre. Es cierto que esas genialidades anónimas a menudo timbran la procacidad plebeya y aún así son agudísimas campanadas que no tienen otra finalidad que poner en su lugar al destinatario del grito o sacar al autor de la anonimia dominical. 

PERCAL POR LA SEDA El siguiente es un exclamatorio a cielo abierto con excepción de dos o tres comentos que se dieron sin gritar y que son merecedores del registro.      




LOS GRITOS MEXICANO DEL DOMINIO PÚBLICO


PITÓN DERECHO 1 Plaza México. Una tarde en que los toros del sorteo no embestían y estando presente María Félix con fama de cortesana, un aburrido aficionado le gritó: ¨ ¡María, regala un toro de tu ganadería!¨

PITÓN IZQUIERDO 2 Plaza México. María Félix traía una blusa con su nombre en el lado izquierdo: ¨ ¡María! ¿Cómo se llama la otra?¨

PITÓN DERECHO 3 Plaza La Condesa. Presenciaba la corrida el Presidente Plutarco Elías Calles con fama de violento y el diestro ¨se quedaba sin toro¨ a la hora de matar. Un aficionado a los toros y además enterado de los rumores políticos gritó: ¨Tú, toréalos; ¡que los mate Plutarco!¨

PITÓN IZQUIERDO 4 Plaza La Condesa. Toreaba Armillita y en barrera estaba el Presidente interino Emilio Portes Gil. Armillita le brindó el toro. Alguno, percatándose del tinte moreno de ambos, gritó: ¨ ¡Los dos van a la misma tintorería!¨


PITÓN DERECHO 5 Plaza México. ¨ ¡Doctor, grita una mujer al Jefe de Servicios Médicos Rafael Vázquez Bayod, a la noche te voy a hacer feliz!¨

PITÓN IZQUIERDO 6  Plaza México. Al mismo médico. La misma voz. Otra corrida: ¨ ¡Doctor, llevo ya dos semanas de retraso, ¿qué vamos a hacer?!¨  

PITÓN DERECHO 7 Manolo Martínez salió  de su retiro después de años, toreando en Querétaro; se encerró con seis toros de su propia ganadería, mismos que resultaron de rebaño. Toda la tarde fue de pesadilla espesa y al finalizar el viacrucis un aficionado famoso apodado El Pato echa el graznido genial: ¨ ¡Manolo, miéntale la madre al ganadero!¨ 



PITÓN IZQUIERDO 8 Piden a El Pana que, desde la banqueta diga algo al paso de la procesión de la Virgen del pueblo, para que los demás se enteren que los taurinos no son ajenos a la religión; El Pana acata la manda y grita: ¨ ¡Chingue a su madre el diablo!¨

PITÓN DERECHO 9 Plaza México. Alfredo Leal (1.90 mts), brincaba de puntitas para atraer al toro y ponerle banderillas. Insistía. Alguien le previno: ¨ ¡No saltes tanto, te van a ver desde la calle!¨ 


LOS GRITOS ESCUCHADOS EN TIEMPO  REAL

PITÓN IZQUIERDO 10 Plaza Vicente Segura, de Pachuca, Hidalgo. Oscurecía durante la lidia del penúltimo toro. Al encenderse las luminarias, apenas se notó la diferencia. Una parpadeó, luego se apagó; afortunadamente la plaza se incendió con la rechifla. Por si fuera poco se tuvo que sustituir al último por mal presentado. El de reserva resultó igual de escurrido y manso. La rechifla fue verdaderamente de plaza de toros. Observaba el animal los capotazos de los peones, en la penumbra, sin atender ninguno. Alguien se percató de lo que pasaba: ¨ ¡Es un toro manso y débil!¨ Pero otro aficionado más observador gritó: ¨ No. ¡Está encandilado!¨

PITÓN DERECHO 11 Plaza Vicente Segura, de Pachuca, Hidalgo.  Juan Pablo Sánchez, para alegrar su desempeño pidió acompañamiento musical y señaló el piso, que es el ademán conocido de los UyC para que se toque una pieza musical, precisamente la de la ciudad donde se encuentra la plaza. El director activó su banda y escuchamos ¨La Feria de San Marcos¨ (Aguascalientes es lugar de nacimiento de Sánchez) Cuando terminó la faena y la música, un melómano corrigió al Director: ¨ ¡Era El Hidalguense, pendejo!¨



PITÓN IZQUIERDO 12 Plaza México. El Juli se desempeñaba sin mucho éxito ante un toro difícil. Un aficionado patriota, para acuciarlo le gritó: ¨ ¡Estás en La México, Juli!¨ Otro desde el tendido de enfrente tal vez activando el GPS, lo ubicó: ¨ ¡Tú también!´¨  

PITÓN DERECHO 13 Plaza México. ¨Estoy feliz. Estoy feliz. ¡No traje a mi vieja!¨, gritó uno. Ya disueltas las carcajadas, otro grito las avivó: ¨ ¡Ahorita… a tu vieja… la tienen más feliz! ¨

PITÓN IZQUIERDO 14 Plaza México. Al recoger el torero la montera por un brindis hecho a un aficionado conocido, un coro preguntó: ¨ ¿En dónde va a ser la cena?¨ Después del brindis de otro torero, esta vez a un Cardenal católico asistente el mismo grupo se interesó: ¨ ¿En dónde va a ser la misa?¨

PITÓN DERECHO 15 Plaza México. ¨Regular, regular¨, dictaminó un aficionado no del todo convencido de la faena con la que El Juli casi tumba la plaza. Luego, otro reviró: ¨Regular, regular… tu hermana¨.

PITÓN IZQUIERDO 16 Plaza El Toreo de Tijuana. El torero pinturero feliz de la vida estaba dando los pases a sus anchas con el toro allá. Alguien percibió el espacio entre ambos y dijo: ¨No le tengas miedo, toro: ¡acércatele!¨

PITÓN DERECHO 17 Nuevo Progreso, Guadalajara.  Morante se perfiló con el estoque horizontal, apuntando con cuidado y sin prisa, tomó puntería… esperó un rato. Un tapatío le aconsejó: ¨Ahí donde veas pelitos, ¡dale duro!¨  



PITÓN IZQUIERDO 18 Varias plazas. Aunque ya muy desgastado por el uso, persiste el grito de ¨ ¡Llévalo al Seguro!¨ cuando el toro no dobla y el torero falla con el descabello o se dan ambas calamidades.

PITÓN DERECHO 19 Plaza Calafia de Mexicali. El abúlico torero no quería ni ver su toro y encontró la excusa con las rachas. En su turno El Zotoluco, llevó al toro al mismo sitio del remolino y se aplicó. Alguien gritó: ¨Zotoluco, ¿a quién quieres apantallar?¨ El empresario Herrerías miraba desde el callejón. El Zotoluco no se dio por enterado, se hizo del toro cortó una oreja y cuando terminó la vuelta al ruedo y se metió a su burladero, entonces atronó una voz: ¨Hocicón, ¿ya te educaste?¨

PITÓN IZQUIERDO 20 Plaza Vicente Segura de Pachuca, Hidalgo. Toreaba un torero esbelto y una aficionada apreciando el cuerpo arrogante cubierto de oro con la ceñida cintura arqueada y brillante de seda, gritó: ¨ ¡Qué bonito rabo!¨

PITÓN DERECHO 21 Plaza Silverio Pérez, de Texcoco. Espera el picador que le coloquen al toro, es voluminoso y llenaba el cannon como modelo de Botero. Una voz le aconsejó: ¨ ¡Hay que cagar!¨

PITÓN IZQUIERDO 22 La corrida en La México se había hecho nocturna y además, se necesitó media hora para retirar a un toro inutilizado. Fue noche fría aquella la del Aniversario 69 y los toreros sentían el compromiso de aprovechar el escaparate; un torero anunció que regalaba un toro. Las rachas bajaban aún más percepción de los 8º C. Un aficionado debatiéndose en la hipotermia suplicó: ¨Tu, Payo, ¡regala una cobija!¨

PITÓN DERECHO 23 En Cinco Villas la joven maestra del grupo del Orfanatorio receptor de la taquilla, organizó el coro infantil para animar al joven novillero. Hizo que los niños repitieran una y otra vez el nombre del novillero, hasta que uno del mismo grupo le grito: ¨ Tía, ¡ya te enamoraste del torero!¨


PITÓN IZQUIERDO 24 En Cinco Villas lo taurino inicia a medio día y el patrón Luis Marco Sirvent empieza con exhibiciones de caballos finos, de cante, etc. Bajo un sol picante. En esa hora no existe la posibilidad astronómica para que se alivie a la gran mayoría de los asistentes con un sol en retirada. Se organiza un coro: ¨ ¡Señor Empresario: su plaza es muy bonita, pero mejor sería que le pusiera una sombrita o un domo para no quemarnos el lomo! ¨  A las semanas el Cortijo tuvo sombra para todos. 
 







PITÓN DERECHO 25 Plaza México El Zotoluco, con 20 años de alternativa terminó por generar el hastío de quienes antes lo aplaudían y para los que lustró la Fiesta Mexicana muchas tardes, incluyendo algunas en España, de todas maneras le gritan:  ¨¡Ya vete, Zotorruco!¨

PITÓN IZQUIERDO 26 También cuando se desempeña frente al toro le recomiendan: ¨Zotoluco, no te retires de los toros, acércateles¨, lo que no es del todo justo.

PITÓN DERECHO 27 Plaza Silverio Pérez de Texcoco, un aficionado repudia al picador que se ensaña: ¨ ¡No estás en tu casa, cabrón!¨

PITÓN IZQUIERDO 28 Plaza Vicente Segura, de Pachuca, Hidalgo. El aficionado reconoce el desempeño de Garibay: ¨ ¡Torero bueno Pero otra aficionada con diferente criterio y yéndose hacia otros atributos, grita a su vez: ¨ ¡Torero buenote!¨

PITÓN DERECHO 29 Plaza Vicente Segura, de Pachuca, Hidalgo. Joselito Adame pasea sonriente su trofeo una aficionada, tal vez la misma del anterior grito, casi suplica esperanzada: ¨ ¡Joselito, ya dame!¨

PITÓN IZQUIERDO 30 Plaza Vicente Segura, de Pachuca, Hidalgo. Un banderillero en apuros avienta y clava el par casi en zona de descabello. Un gritón dictamina: ¨ ¡Quedó muy trasero Otro que no captó la ironía lo corrige: ¨ ¡Sólo que el toro hubiera embestido de reversa, güey!¨

PITÓN DERECHO 31 En la corrida de Aniversario 73 de la México (2019), un hombre trajeado de negro y con varias micheladas eleva con voz alta y autoridad las razones por las cuales encontró justa la oreja y reconstruye con minucia los detalles a sus circundantes distraídos unos y otros indiferentes. ¨ ¿Se fijaron cómo mandó y la manera en que recogía al toro para el siguiente pase? Luego esos recortes, qué temple, cómo se ceñía señores, acepten…¨ Un aburrido aficionado no aguantó más: ¨ ¡Ya cállate, Vende Biblias!¨

PITÓN IZQUIERDO 32 Plaza Vicente Segura, de Pachuca, Hidalgo A un torero le devuelven el toro unicornio que según las malas lenguas generalmente bien informadas, ya se había estropeado justamente después del sorteo. La corrida se hizo larga y otro alternante ofreció reglar un toro. Un aficionado ocurrente gritó: ¨Y tú, regala de perdida un cuerno de tu colección¨

PITÓN DERECHO 33 Plaza Vicente Segura, de Pachuca, Hidalgo Después del escándalo que se hizo porque Joselito Adame no se percató que había lidiado un toro con cuerno roto zurcido con alambres (descubiertos en el examen post mortem), allá en Mérida, un aficionado le gritó cuando paseaba una oreja: ¨ Óle, Joselito Alambre¨


PITÓN IZQUIERDO 34 La plaza Nuevo Progreso de Guadalajara El  torero falla con el estoque y pierde un premio. Se ve frustrado cuando se refugia en el burladero. Un grito reconfortante llega: ¨No te apures, mañana te hacen otra entrevista ternurita en la tele ¨



PITÓN DERECHO 35 Plaza Playas de Tijuana En la reunión post corrida, un elevado crítico taurino que ha estado en muchas plazas y –dicen--nunca frente a sus taquillas, instruye doctamente a Manolo Martínez sobre la maniobra para matar eficientemente y así ya no perder tantos premios. Desde la altivez de su sabiduría deja caer los consejos como soltando granizo. Manolo parece escuchar el tamborileo luego a su vez deja caer una pregunta con su personal estilo desdeñoso, como su pase: ¨ Y tú, ¿cuántos toros has matado? ¨ 

PITÓN IZQUIERDO 36 Villa Charra, de Tijuana. El Pana aceptaba torear en lienzos charros habilitados como plazas. Después de la misa que se celebró en la arena, me acerqué. Un diálogo con palabras secas del Brujo de Apizaco. Luego vino la pregunta de la tarde: ¨Maestro, se dice que su bronca con Manolo hizo que a Usted lo taparan y le cerraran las plazas. ¿Lo volvería a hacer?¨-- por esas fechas Manolo tendría unos diez años de fallecido-- Parpadeó con lentitud, me miró sin verme, aventó la mirada hacia allá y cuando yo creí que no contestaría, entrecerrando los ojos dijo: ¨Sí. Creo que sí¨