Follow by Email

viernes, 16 de marzo de 2012

LOS CAMBIOS EN EL IDIOMA Y TAUROMAQUIA

Al igual que el idioma la fiesta taurina no tiene un solo venero; se nutre tanto de los aportes de los ganaderos, toreros y críticos como del gusto de los aficionados. Los literatos con sus obras consolidan y embellecen la lengua, de la misma manera el pueblo hablante la hace dinámica y con sus aparentes "corrupciones" la vigoriza y pone al día. Cuesta trabajo aceptar la analogía.

No hay comentarios: