Follow by Email

sábado, 28 de abril de 2012

EL EJEMPLO A SEGUIR

Para el Kole Maldonado, taurino ejemplar

PITÓN DERECHO El científico McClelland indagó la psique humana y aportó a la psicología la llamada Urgencia del Logro. Los humanos quieren trascender. Desean concretar algo. Esta nos explica mucho acerca de las conductas, más si hacemos una vinculación híbrida entre esta urgencia (N-Ach, por sus siglas en inglés), con otro síndrome del comportamiento humano que pudiéramos llamarlo el Bondismo; sí, “Bond, James Bond”, aquel con permiso para matar.

PITÓN DERECHO, OTRA VEZ Tendríamos entonces dos factores para explicar ciertas conductas. Pongamos por caso el “numerito” de los anti taurinos: En estos Urgentes del Logro Bondianos (ULB, de aquí en adelante) su prurito se convierte en un tipo de obsesión para salvar al mundo de las corridas de toros y para llegar a tan singular proeza  utilizan casi como única arma, el Permiso para Insultar.

PITÓN IZQUIERDO No creo que haya en el mundo al alcance de nuestra vista grupo alguno que reciba tantos insultos directamente, como nosotros los aficionados a la tauromaquia. ¿Dónde se escuchan insultos a los profesores faltistas y a algunos de sus líderes que no conocen el gis? ¿Cuándo se escuchan insultos contra a los líderes sindicales corruptos que no conocen, ya no digamos el trabajo, sino a sus mismos agremiados? ¿Cuándo insultan a los comedores de vacas,  pollos, guajolotes y langostas que mueren violentamente? ¿Dónde se escuchan insultos para esos aficionados al fútbol que invaden la cancha y se golpean entre sí? ¿Habremos escuchado ya insultos contra los narco envenenadores de niños? ¿Contra los bestiales separadores de cuerpos y cabezas HUMANAS?

PITÓN DERECHO Resulta así que si fueran congruentes y honestos los lanzadores de la primera piedra tendrían blancos fáciles: Las series de televisión con asesinatos seriados, las peleas de box con cámara Phantom que recrean el moquete que aplastó una nariz en una fracción de segundo, en emocionante medio minuto. Las repeticiones desde distintos ángulos de la coz deliberada con que un futbolista deformó el tobillo de un contrincante. Los millones de guajolotes que decapitan para el Día del Agradecimiento. Los miles de bovinos  que con su piel proporcionan, cada uno, el cuero necesario para 25 pelotas de beisbol, las cuales ruedan y, aunque les digan que no, vuelan diariamente.  Los millones de abortos.

PITÓN IZQUIERDO Los ULB tienen en sus manos, para enfrentarse a sus enemigos favoritos los taurómacos, un arma que, por lo visto, es única: el Permiso para Insultar. Pudieran armarse de otras, por ejemplo aprender a dialogar en voz baja, no a monologar a gritos. Leer como quien no quiere la cosa las definiciones de sus cánticos. En mis varias y kafkianas inter locuciones con los anti taurinos, nunca me han beneficiado con un argumento comedido y sobre todo informado, nunca.  

PITÓN DERECHO También quieren apartar a los niños de los espectáculos taurinos que, presuntamente, les sembrarían actitudes negativas. Veamos. Un niño en una ciudad taurina vería, en caso de no perderse una corrida, unas cuarenta al año (En Sevilla, Madrid) y si mucho 4,5 como es el caso de Mexicali. Si los ULB echaran cuentas de las horas de televisión que se zampan los niños diariamente de los temas que ya mencionamos al inicio, ¿no se extrañan que, después de tantos crímenes, asesinatos, besos jadeantes, conductas preferenciales, automóviles aplastados, traiciones familiares y caciques cínicos, los párvulos televidentes al rebasar la infancia, no se comporten como los “modelos” a los que les dedicaron miles de horas y horas de atención alelada? 

PITÓN IZQUIERDO Entonces ¿Por qué si ven unas corridas si se transformarían en ciudadanos torvos? ¿Si un niño o niña asiste a varias sesiones de cabildo o del congreso local, o nacional,  cuando sea adulto se convertirá necesariamente en un legislador prudente e informado?

RECORTE SEMI FINAL ¿Cuántas veces los árbitros de box, de fútbol o de beisbol, llaneros o profesionales, tienen que ser protegidos de los partidarios de los equipos o atletas “perjudicados”, cuando se da un fallo controvertido? ¿Cuántas veces los malosos y malosas de las telenovelas reciben ataques de los que se creen de su villanía actuada? ¿Eso no predispone a los niños?




RECORTE FINAL Cuando el Juez de Plaza da fallos atolondrados, ¿tiene que ser protegido de las Peñas Taurinas? Órale.

No hay comentarios: