Follow by Email

lunes, 7 de mayo de 2012

URGIDOS DE LOGROS BONDIANOS

PITÓN DERECHO En una entrega anterior presentamos a la sociedad al grupo ULB integrado por aquellos que tienen la Urgencia de Logro, en este caso acabar con las corridas de toros y que tratan de llevarlo a cabo a la usanza de Bond, James Bond, quien tiene permiso para matar con su Beretta, aunque aquí nuestros anti taurinos se conforman con un arsenal más modesto y soez: el Permiso para Insultar. 

PITÓN IZQUIERDO Ya que la gran mayoría de los ULB exhibe cierto desdén para documentar su incomprensión de la tauromaquia por medio de la lectura, les basta preguntar por la encomienda: “¿Qué vamos a gritar hoy?” “¿De qué horas a qué horas, Jefe?” “Jefe, sabemos que está muy ocupado, pero ¿tendrá tiempo para organizarnos y poder asistir a la verbena a gritar lindezas, con nuestras camisetas nuevas? Aunque Usted no vaya, Jefe”

PITÓN DERECHO Se necesita haber vivido en México, para saber a fondo, qué cosa son los pretextos.



PITÓN DERECHO, OTRA VEZ Así como ser taurino para saber cómo insultan los ignorantes. Acepto que todos los insultos son descripciones de una persona, aunque no necesariamente certeras, la más de las veces cínicas, otras soeces y algunas más, cómicas. Por ejemplo a una persona que guste de las hamburguesas y que tenga sobre peso, pudiéramos insultarla (i. e., “describirla”), como un robusto comedor de vacas a la plancha, con pan fofo. Eso dibujaría bien al ente, pero pudiéramos hacerlo de manera civilizada y decirle que es un corpulento gourmet de fast food y no un tragón de comida chatarra, con cinturita de gallina. En ambos casos lo identificamos bien. Una vez insultándolo y otra también, pero por su ignorancia no lo percibe. ¿Pero qué logramos con los insultos? “Asesinos”, “Torturadores” ¿Para qué insultar? ¿Qué se logra?

PITÓN IZQUIERDO Darle salida a nuestra necesitad de ser agresivos con los aspectos que consideramos negativos de la vida. Eso es lo que se logra.

PITÓN DERECHO Un crucero por las ondas del espacio de las redes sociales, nos lleva de repente a quedar encallado en los arrecifes destinados a la nota roja cibernética. Por supuesto la nota roja incluye algunos videos en los que se reproducen las cornadas, algunas definitivas, otras de cierta gravedad pero que se pueden superar a corto plazo. Invariablemente en cada uno de esos episodios algún comedido anti taurino regurgita sus fobias y hace un panegírico del toro “justiciero” y una reiteración del mismo insulto (parece no tener repertorio), no sólo destinado al torero, sino a los taurinos (y a las madres de ellos), refocilándose en el hecho.


CAMBIO DE LIDIA La próxima corrida en Calafia tiene una participación interesante. Por un lado Lupita López una torera mexicana a quien muchos le vislumbramos una gran espacio para su  realización como profesional y sobre todo para el desarrollo estético de su afición. Me queda la impresión que es un caso de una artista que todavía no agota sus posibilidades, a diferencia de otros toreros que, aparentemente, ya las agotaron y no darán más ¿Qué falta?

RECORTE Otro diestro será El Capea, heredero de un torero español muy apreciado en México por su tauromaquia del gusto del aficionado mexicano. Esto es, faenas templadas de muchos pases ligados. Curiosamente el padre fue conocido como el Niño de la Capea y su hijo como El Capea. Hmm. El otro diestro es El Cuate Espinosa. Entre los tres pueden armar una tarde completa, pero nos conformaremos con algunos detalles artísticos, siempre y cuando sean profundamente estéticos.

No hay comentarios: