Follow by Email

miércoles, 27 de febrero de 2013

LA AFICIÓN REINVINDICATIVA


PITÓN DERECHO La perspectiva que da una semana para ¨pensar bien las cosas¨ modifica la apreciación de la última corrida en La México. Muchos de los que vimos la repetición televisiva encontramos elementos para decidir que la concesión de una oreja hubiera sido justa, dos un aguinaldo y el rabo resultó tan descomunal, que no cupo en la espuerta ética del matador.

PITÓN IZQUIERDO Si la Autoridad defeña, dadivosa o descuidada, o ambas cosas, se agigantó como uno de los Santos Reyes, también la afición capitalina se obnubiló porque los enganchones y los abrazos al toro en sus lentas embestidas, las emocionantes improvisaciones y calmada valentía y sobre todo aquel espadazo rumbo a la penca, apenas alcanzaba para una oreja.

PITÓN DERECHO Los carpetovetónicos debieron tener un sabroso y botanero día de campo ponderando y royéndole los huesos a la fiesta poncianista.

PITÓN DERECHO, OTRA VEZ Y en eso estaban cuando llegó la afición de Guadalajara a ocupar sus asientos, en la Nuevo Progreso. La rechifla a Talavante, en el arrastre del primero de sus tres toros, no fue tanto por su desempeño, que en rigor no la merecía, sino que fue para contrarrestar en algo, la blandengue afición del DF, que lo había premiado una semana antes.

PITÓN IZQUIERDO A su primero efectivamente le hubiera cortado una oreja de haberse  usado el mismo rasero del domingo anterior. Por eso, se antojaría exagerado el abucheo tapatío: Talavante había toreado bien. Las verónicas al aquerenciado Ojo de Agua habían sido buenas, aunque el de Begoña se iba de paseo. Allá fue picado y luego con la muleta, Alejandro no superó al capote pero tampoco le fue inferior, es decir mantuvo la destreza, sin trascender.

PITÓN DERECHO Ojo de Agua haciendo honor a su nombre, se estancó en Toriles, allá fue Talavante a tratar de sacarlo y un aficionado exigió  ¨ ¡La pata pa´delante!¨ porque, como es sabido, Talavante atrasa la pierna de salida para hacer más combos los pases, con lo que contraviene el gusto ortodoxo de torear al hilo. Intentó atender le exigencia y por momentos lo hizo.

 PITÓN IZQUIERDO El diestro batallaba para ponerse en distancia adecuada para templarlo. Lo persiguió; pero no estaba naufragando. Otro grito le exigió: ¨ ¡En la querencia!¨ Ahí toreó y entró a matar; falló y llegó el primer aviso con rechifla.  Ya muerto el toro, se hinchó el rechazo porque mientras cruzaba la silbatina rumbo al burladero de matadores el Sr. Juez, echando sal sobre la herida, ¡decretó el arrastre lento a un toro con querencia!

PITÓN DERECHO Ese baño tapatío de chiflidos y abucheos nos fortaleció la hipótesis que más que zaherir al torero, era una reafirmación que en Guadalajara si saben ¨de qué color tiñe el verde¨ y no premian nomás por andar de fiesteros. No es que Talavante sea menospreciado como artista, porque le concedieron la oreja en el regalado, sino que en la Nuevo Progreso, además de exigir toros con presencia, a los toreros se les pide desempeño, ¨no como en otros lados, puesnn¨.

PITÓN IZQUIERDO Esa reacción del público tapatío, que en su plaza ¨corrige¨ lo erróneo en otras, es parecida a la que se dio en la reciente Feria de Pachuca cuando se presentó Ponce y la afición recordando la becerrada de Querétaro, que había toreado vestido de luces una semana antes, le cubrió con silbidos y abucheos.

PITÓN DERECHO Otra cosa. Talavante renuente para asumir la responsabilidad de ser el matador de mayor antigüedad, fue obligado a gritos: ¨Talavante, ¿Quién es el Director de Lidia?¨ cuando los banderilleros y peones, en el toro de regalo, habían tendido un  tianguis con los capotes y carreras. ¨ ¡Pon Orden, Talavante!¨ Con dos o tres capotazos ubicó al toro y los peones respiraron.

PITÓN IZQUIERDO El resto del cartel se quedó en promesa: Saldívar, una oreja de Margarito, un toro que se refugiaba y huía de la querencia, según cambiaba de talante. Juan Pablo, desorientado.

RECORTE FINAL Nos avisan que para tener mejor horario se pasaría el programa Toros y Toreros, a las 23 horas. ¿Y México Bravo? Con esas decisiones, que parecen envidiosas,  casi no se requieren anti taurinos.

DESPLANTE Precisamente por eso se habla de sacrificio, porque es un animal, aunque puede matar en cualquier momento. Si fuera ¨culpable¨sería un ajusticiamiento. Además, ¡tántos hombres y mujeres que se han sacrificado por valores humanos, éticos, estéticos, científicos y algunos por defender animales! ¿Son estúpidos?





No hay comentarios: