Follow by Email

domingo, 17 de noviembre de 2013

CINCO VILLAS


PITÓN DERECHO Cinco Villas es un enclave taurino en la llanura mexiquense. Su nombre evoca cierto quinteto de Villas que está al otro lado del Atlántico, allá en el norte de la península  Ibérica, en Aragón, donde se llaman Tauste, Ejea de los Caballeros, Sádaba, Uncastillo y Sos del Rey Católico. Aquí se hacen un ramillete, diluyen su individualidad y aparecen como Cinco Villas en Santiago Cuauhtlalpan, en el Estado de México, a hora y media al norte del aeropuerto de la capital mexicana y a media hora al suroeste de las Pirámides del Sol, de la Luna y de la Calzada de los Muertos, en el centro ceremonial de San Juan Teotihuacan.

PITÓN IZQUIERDO Es una Plaza de Toros nueva asentada en un muy bien recortado y extenso jardín. Amplio estacionamiento, esculturas, andadores, mesas con sombrillas, corraleta, capilla y con graderías y servicios para mil aficionados, los cuales además de serlo, deben tener suerte ya que se asiste sólo por invitación.

PITÓN DERECHO El enlace entre Cinco Villas aragonesa y la mexiquense tiene nombre: Luis Marco Sirvent, un industrial que construyó la plaza con la diligencia que obliga el respeto que siente por la Fiesta y la añoranza por la tierra de sus antepasados.

PITÓN DERECHO, OTRA VEZ Fue una distinción que Luis Marco invitara a los Bibliófilos Taurinos de México, en su aniversario 29, en un evento ex profeso, durante el cual soltó unas becerras que se comportaron con clase. También, ha echado a andar una temporada de novilladas de selección y que cerrará con la de triunfadores.

RECORTE Ya había corrido la cortesía de invitar a esa  temporada de novilladas con la que abrió la plaza. Los novilleros que fueron enlistados así como las ganaderías que han estado apareciendo, fueron seleccionados seriamente. Con ese cuidado que se tuvo, el serial de novilladas de Cinco Villas de 2013, llegará a  ser un punto de referencia para la Fiesta en México.




PITÓN IZQUIERDO ¡Qué bien se está cuando las cosas se hacen con respeto! El mismísimo albero fue arrastrado por el Guadalquivir y descargado en un ruedo de cuarenta metros de diámetro. El personal perfectamente capacitado y uniformado, el tiro de mulillas, el callejón ocupado por el personal diligente e indispensable. La Banda de Música,  el Juez sensato y las puertas que sólo se abren al final de cada lidia o por emergencia. La venta de bocadillos y bebidas sigue la misma regla (descartando la emergencia).

PITÓN DERECHO En otras plazas se llega a ese nivel de profesionalismo por la exigencia acumulada de varias generaciones, pero este recorrido histórico no fue necesario en Cinco Villas; antes de la primera novillada estaban ya previstos, y atendidos, los requerimientos del caso. Simplemente se cumplieron las instrucciones de Luis Marco. Órale.

PITÓN IZQUIERDO Una vez vacíos los corrales y apagados los óles, llega el turno de los caldos de los agaves regionales, el tributo de los rebaños y la omnipresencia del maíz y chiles. Además, por si fuera poco, la sabrosa reconstrucción de la tarde a cargo de los aficionados que conviven en el salón de fiestas  Farasdues de amplios ventanales o bajo el domo de la cava íntima, Jordán.


REMATE  Esos nombres tan apretados en el corazón del Patrón, para nosotros los invitados tienen un significado de otra índole: Cinco Villas es el regalo que consiste en una Plaza de Toros donde se liga la seriedad, la emoción, la charla y todo lo que hace perdurable a la Fiesta incomparable. Óle. 

2 comentarios:

vicente.blacio@grupoandrade.com.mx dijo...

yo la verdad como aficionado a la fiesta de los toros le doy las gracias al sr luis marco por el decicido apoyo a la fiesta de los toros que es la mas bonita la verdad se siente padre de encontrar estas personas que tienen un amor especial por esta fiesta mi mas sincera felicitacion ah pero que nunca falte la banda de musica gracias

Gonzalo Ramos Aranda dijo...

CINCO VILLAS

“Entre otras Plazas, tú . . . brillas.”

Bonita Plaza de Toros
Cinco Villas, que es de todos
los que amamos tauromaquia,
la fiesta brava, su magia.

Templo, santuario taurino,
fino, agradable, genuino,
casa de diestros sinceros,
maletillas, novilleros.

Con su sevillano albero,
arena, la que yo quiero,
tonos rojos en tableros,
cortesanos, muy señeros.

Por Los Reyes y Texcoco,
el cielo por poco toco,
allá, en Poblado Cuautlalpan,
los ánimos se levantan

En complejo deportivo,
sobran ganas, hay motivo,
para llegar, desde lejos,
a corridas, a festejos.

Paraíso mexiquense,
que nadie, nadie se piense,
que no se divertirá,
pues esto sucederá.

Vamos para Cinco Villas,
novilleros, maletillas,
vámonos pa’ Cinco Villas,
novilladas maravillas.

El folclor hace su nido,
en este ruedo querido,
la charrería nacional,
costumbre sensacional.

Se encumbra en las tradiciones,
culturales, las pasiones,
afloran cuando un espada
logra faena anhelada.

Bonito, tan lindo coso,
joyel, hermoso, precioso,
donde surgen ilusiones,
esperanzas, corazones.

De los futuros toreros,
tras la lidia, sus esmeros,
de llegar a ser figuras,
alcanzando las alturas.

Con el arte, con el temple,
con valor, arrojo siempre,
españoles, mexicanos,
venezolanos hermanos.

Entrega, afición taurina,
entusiasta tremolina,
en taurómaco paraje,
surge la casta, el coraje.

Cinco Villas, fiel cortijo,
pequeño, micro, prefijo,
lugarcito de los sueños,
de novilleros ensueños.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda.
México, D. F. a 1º.de julio del 2017
Dedicado a el Sr. Empresario, Luis Marcos Sirvent
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)