Follow by Email

viernes, 16 de septiembre de 2016

LA TAUROMAQUIA Y LA GOBALIZACIÓN





BRNDIS Con el deseo que una Extra Terrestre, lo lea.   

PARTIENDO PLAZA La Globalización, en cualquiera de sus avatares históricos, ha sido el Sueño de los Imperios y la Pesadilla de las demás Naciones.

ABRIENDO EL CAPOTE El Óle es una exclamación de arrebato y a la vez de arrobamiento. En cambio los gritos anti taurinos son exclamaciones de repudio. El Óle celebra una proeza estética que dura segundos; la gritería es contra una tradición que lleva siglos.

PITÓN DERECHO Existe otra diferencia: los coros animalistas, anti taurinos que oímos en las banquetas que rodean las plazas, no llegan al estruendo que se oye dentro de ellas, cuando un torero templa la embestida. Si se comparara la calidad de los clamores, ganaríamos con facilidad. Empero la querella va más allá de los coros. La campaña que han iniciado los antis no solamente está a la vista en los festejos sino que se presenta en otros lados y son apenas los más ruidosos de los achaques que agobian la Fiesta.

PITÓN DERECHO, OTRA VEZ  Actualmente los Imperios poderosos que tienen más potencia que nunca se había visto en la historia, pretenden globalizar a las demás naciones. Los poderosos han decidido arrasar el mayor número de las diferencias que les dan identidad a los pueblos. Precisamente los usos y costumbres que dan perfiles únicos, son los señalados  como estorbos para construir la utopía donde florecería, según ellos,  una convivencia colorida, culta y apacible sobre la faz de la tierra.

PITÓN IZQUIERDO Los globalizadores exigen, entre otras cosas, el libre juego del mercado que ellos impusieron, la desaparición de las economías de subsistencia. Además, no quieren la crianza de perros comestibles, que ya no usen velos las mujeres, que se arrasen los zoológicos, que se establezca la Cultura de la Muerte (i. e. Los millones de abortos inducidos, la Eutanasia, el suicido del paciente drogado, atestiguado por médicos),  además, que se suspendan las corridas de toros, que se casen los iguales (una imaginativa versión de control de la natalidad), que desaparezca la charrería y las peleas de gallos. Que se propaguen las franquicias de Hamburguesas y Salchichas y Líquidos Azucarados.   

PITÓN DERECHO Y que los cuerpos humanos se cubran con materiales sintéticos y que no haya migraciones de las naciones a las que, hace siglos, que ellos mismos esclavizaron. Ahora quieren que esos pueblos se contengan dentro de sus fronteras, con lo que acallan tal vez el más productivo Diálogo entre Civilizaciones, que es la inmigración mundial. También pretenden… y aquí sale por Toriles el larguísimo encierro de etcéteras.

PITÓN IZQUIERDO Una vez situado el Cinismo del Dominio, en los medios y redes internacionales, los poderosos de la globalización tienen frente a sí la opción de concretarla mediante 1), El Choque de Civilizaciones, que avizoró Huntington  ó 2), por medio del Diálogo de Civilizaciones, que propuso Sadam Hussein, o bien 3), La Colisión de Ortodoxias, que amasa a las dos anteriores, según la agudeza de Robert George.

RECORTE PINTURERO Y aconteció que los globalizadores que doblegan todas sus virtudes y recursos a los pies de su Codicia, optaron por beneficiarse de las tres vías.

PITÓN IZQUIERDO La parte bélica se ha cumplido con la declaración de guerra al terrorismo donde quiera que se encuentre, o donde le inventen guaridas. La segunda vía fue el diálogo, también ya entablado, con el que los Amos del planeta fuerzan a los gobiernos mediante acuerdos, pactos, alianzas, concesiones y saqueo de diversa índole, a que marchen por los caminos de la globalización. La tercera de las sendas, fue la de entablar singular batalla entre las ortodoxias muy ligadas a las religiones judía, católica, protestante e islámica. 

¡AL TORO, AL TORO! Entre los usos y costumbres que molesta la globalización está la Fiesta de Fiestas. Los globalizadores ya han hecho la leva y reclutado grupos anti taurinos. Como cualquiera otra expresión popular, la Fiesta es una de las tradiciones que son necesarias para que el pueblo pueda sentirse heredero de los tiempos y por lo tanto diferente. La tradición es la manera en que nos alcanza el pasado y nos da elementos de identidad cultural frente a las demás naciones.

PITÓN DERECHO La identidad de grupos, cuando va más allá del folclore y se convierte en actitud, es una verdadera lata para los globalizadores. Para ellos la Fiesta tiene otros rasgos perturbadores. Las corridas son ocasión de compartir espacios de convivencia grupal. Asimismo, es un ambiente como pocos para practicar la democracia porque significa el desacato inmediato de la plebe ante actos de la autoridad para rebatir sus decisiones. ¿Dónde más?

Continuará…

No hay comentarios: