Follow by Email

martes, 20 de septiembre de 2016

LA RESOANANCIA DE LA IGNORANCIA

BRINDIS A la Extra Terrestre, con afecto.

PATIO DE CUADRILLAS Nunca la ignorancia ha tenido mayor licencia para retumbar como en los espacios cibernéticos.

PITÓN DERECHO Y aconteció que a nosotros los taurinos nos han sentado a la mesa para dialogar con sordos analfabetas. Es decir, nuestros disque interlocutores no quieren oír ni, menos aún, leer, para preparar el debate. Los anti taurinos, salvo estupendas excepciones, no quieren escuchar razones ni consultar los libros. Les basta su congoja al ver el toro muerto sobre la arena.  

PITÓN IZQUIERDO Este Diálogo de Civilizaciones, aunque enfadoso, es preferible al Choque o Colisión de Civilizaciones aunque como se dice en inglés, don’t hold your breath, porque el desacuerdo va para largo ya que, por el momento, no hay un grupo de ellos dispuesto a sentarse a la mesa de discusiones documentadas. 

PITÓN DERECHO La forma en que esos grupos proceden a mostrar su repudio a la Fiesta es, como ya vimos,  desfilar por las banquetas y calles aledañas a las plazas y gritar a viva voz.  Luego les da por quedarse en paños menores, escurrir pintura roja sobre sus cuerpos y acostarse sobre los prados, en hermandad pegajosa con los animales sacrificados. También, y esto es más moderno y silencioso, lo hacen sobre los teclados de las computadoras personales, que permiten atacar la Fiesta desde otro país o continente.

PITÓN IZQUIERDO Su berrinche animalista no necesita nociones de lo que ataca, que es un legado cultural; les basta alguna noticia del día y tener acceso el teclado. Las redes sociales son bóvedas de resonancia mundial para la ignorancia individual, que si no fuera por el Internet ésta habría pasado desapercibida e inofensiva.

PITÓN DERECHO Su mejor arma es la ignorancia; no saben que no saben, por eso no se detienen para insultar. Aún así, los promotores de la misericordia animalista han construido un sendero para echar a andar a los legisladores locales, estatales y nacionales de algunas entidades y repúblicas. A estos legisladores les entregan, en plato, una ¨causa¨ que les ocupa el tiempo que bien pudieran invertir en asuntos de la profunda desigualdad de los humanos en su entorno. Con ellos han tenido su mayor logro, ya que han podido carcomer en algunas ciudades del planeta taurino, el disfrute de la tauromaquia. 

PITÓN IZQUIERDO En los países no taurinos, es donde más salchichas y hamburguesas se digieren. Los animales engullidos son muertos, previamente,  con el llamado Pistón Cautivo y eso no les causa el rechazo que sí tienen por los toros muertos en el ritual de las corridas.
   
PITÓN DERECHO El disgusto por la Fiesta no es nuevo. La Reina Isabel La Católica la detestaba y en los tiempos de Colón, quiso evitar las muertes de los toreadores proponiendo que los cuernos de los becerros se enfundaran en grandes cuernos huecos de buey, para que crecieran hacia atrás, con lo que se evitarían las lesiones de los que se jugaran la vida jugando con ellos. Era  un paliativo a su sufrimiento por la Fiesta, porque reconocía que ella sola no podía prohibirla. Hasta el Papa Pío V con su Bula de Salute Gregis, prohibió las corridas en 1567, lo que no duró mucho.

PITÓN IZQUIERDO España extendió su manto imperial del Siglo XVI sobre el territorio americano cubriéndole con la religión, el idioma y las corridas de toros. Argentina, Chile, Uruguay, Paraguay, Brasil y Cuba, entre otros dominios ibéricos, celebraron en su momento corridas de toros, que eventualmente fueron prohibidas.  En Cuba en 1899 el jefe de las fuerzas de ocupación yanqui, un tal A. R. Chafee , prohibió las corridas de toros, interdicción que aún subsiste. La última había sido un año antes con Mazzantini, Centeno y Villa. La siguiente corrida fue hasta 1947 con Silverio y Armillita, y se realizó en un parque de beisbol de la Habana con un permiso especial.

PITÓN DERECHO Un caso poco conocido es el repudio del presidente Herbert Hoover, de los Estados Unidos de América, cuando en 1929 no quiso asistir a una Convención de Cámaras de Comercio, organizada en El Paso, Texas, en plena crisis económica, porque se había programado una corrida de toros, tal vez en la vecina Ciudad Juárez, del estado de Chihuahua.


PITÓN IZQUIERDO Dijo que lo hacían regresar a la edad de piedra. Los ayudantes del que fue presidente cuáquero los últimos años de la Prohibición, no le pasaron las tarjetas pertinentes, porque la Fiesta aunque tiene petroglifos prehistóricos en varias grutas del planeta, apenas en 1796, es decir 133 años antes, José Delgado ¨Pepe Hillo¨ había escrito su Tauromaquia.




No hay comentarios: