Follow by Email

jueves, 24 de septiembre de 2009

¿De veras será otra fiesta?

PITÓN DERECHO Como nohay mutilación del toro la concesión de apéndices supletoriamente se cumple cuando el Juez, no el público, encuentra méritos al torero y le hace dar vueltas a la arena. Esa tarde el público veguense ni se percató del significado de las vueltas al ruedo y silbó y palmoteó sin saber que, en tierras de arraigo taurino, a él le hubiera correspondido la premiación. La muchedumbre no agitó pañuelos ni pidió a gritos recompensa alguna, ya que ignora su papel como uno de los elementos fundamentales de la fiesta y no sólo porque sea el que paga, sino porque precisamente una fiesta no existe sin que la muchedumbre intervenga en los resultados. Es más, al término de la corrida los tres toreros salieron en hombros de quienes algunos llaman los costaleros.

PITÓN IZQUIERDO Las banderillas que puso El Conde a Patriota, tuvieron todo el mérito que sereconoce a las que se colocan corriendo hacia atrás, y cuando en uno de los pares salió comprometido Christian Sánchez (¿quién otro, sino él?), le hizo un quite oportunísimo. De nuevo, la afición incipiente no se asombró por lo ceñido del desvío salvador. En la México le hubieran hecho salir por enésima vez (Sánchez llevaba hasta ese día unas 40 salidas al tercio).

PITÓN DERECHO No hay prensa especializada. Sería pedirle peras al olmo. No puede haber. A la mañana siguiente, el diario Nevada and the West, Richard Lake cubrió el evento y a su artículo le adicionaron una foto a colores de El Conde con su toro Conquistador, pero erróneamente dice que se trata de El Zotoluco. La imagen corresponde a un pase de tanteo y dice: Matador Eulalio “Zotoluco” López fights Conquistador. Si nos pusiéramos exigentes diríamos que (1) no es El Zotoluco, (2) ni se trata de una pelea y (3) que no tiene sentido hablar de matadores en las Vegas, tratándose de toros. En otra parte de su narración también dice que el público gritaba Wooo. Pudo ser, pero en nuestro rumbo predominaban los óles. El título en inglés dice Los matadores toman al toro por el velcro

PITÓN IZQUIERDO Una novedad: La camilla ortopédica. Fue colocada en lo que pudiera ser el patio de cuadrillas. Indudablemente es un adelanto ya que invariablemente en los accidentes y caídas que tienen los toreros en las plazas comunes se ve que no los retiran a la enfermería con técnica médica. Hemos visto como improvisan un torniquete con el corbatín. Siempre recogen el cuerpo de la arena apresuradamente, como corresponde a un accidente que pudiera resultar de gravedad, pero no lo hacen con técnica de traumatólogo, porque los apoderados, los amigos, los peones, los monosabios en cuanto el torero está en el suelo, lo levantan con premura y buena intención, sin ponderar el tipo de herida o golpe que pudo recibir al caer. Si está caído no le preguntan dónde siente la lesión o el lugar del dolor y puede ser que si hubiera caído de cabeza, al tirar cada voluntario de donde sea, pudieran hacer irreversible el daño.

PITÓN IZQUIERDO, OTRA VEZ Claro, con el toro merodeando difícilmente puede haber una consulta tal como la hacen durante los percances en el fut americano. Con la camilla que se colocó cautelarmente, queda la impresión que alguien sabría usarla diestramente. Tal vez en el contrato incluyen alguna cláusula de percance. Lo cual sería una novedad. Si ese fuera el caso, tendrán a la mano personal diestro en el manejo de cuerpos maltratados. Otra cosa es la cirugía taurina para la cual, obviamente, no tienen especialistas al estilo de Campos Licastro, el jefe de los servicios médicos de la México, ya fallecido y que en vida escribió libros y organizó congresos de la materia. Pero estamos en Las Vegas, Yu-Es-Ei y aquí los estragos del toro serían tratados, sin duda alguna, profesionalmente, aunque no por especialistas. Entonces la camilla y la unidad móvil, lejos ser de mal fario, es una certeza de un tratamiento inmediato, de primer mundo.

PERDIÉNDOLE LA CARA AL TORO Después de su triunfo El Zotoluco fue entrevistado en el callejón. Tuve oportunidad de intercalarme y, sin venir al caso, recordarle aquella faena que le hizo a un Miura, bañados por un aguacero tipo Semana Santa en la Maestranza (Otra arena que se aleja del diseño circular), en la temporada 2006 cumplida en España cuando despachó más Miuras que los que habían visto desde su alternativa, las 3 principales figuras del toreo. Le pusieron a alternar con un suicida, Padilla, sólo para deslavar el sobrio desempeño de Eulalio.

PITÓN IZQUIERDO Volviendo a la corrida verde de Las Vegas. El Conde estuvo estupendo con las banderillas que le clavó (¿No será, velcreó?), a Patriota. Luego continuó con la muleta con una vitolina con mano izquierda para seguir con una tanta de naturales muy buenos y de los cuales uno de ellos fue elevado al arte con una muñeca de oro. Benítez no apareció más que en una foto del reportaje de Lake. Ahí se inmoviliza al toro con los belfos sobre la arena, el pico de la muleta más arriba y el torero con los brazos como aspas, muslos y cuernos alejados por un metro.

DESPLANTE Para no ser injusto con Benítez recordemos que el fotógrafo de toros, si no sabe lo que es torear, tomará las fotos en momentos estéticamente irrelevantes y hasta grotescos. Tal vea éste sea un caso de negligencia fotográfica. Aún así el resultado fortuito sirve de constancia de lo olvidable que fue El Cordobesito en esta tarde.

(Continuará)

No hay comentarios: