Follow by Email

sábado, 3 de diciembre de 2011

EL AFICIONADO PANCHO VILLA




Para Armando Moncada, aficionado de Torreón

PITÓN DERECHO John Reed nos descubrió muchas facetas de la personalidad de Pancho Villa cuando hilvanó una serie de reportajes acompañando al llamado Centauro del Norte, hace unos cien años. Una de tantas experiencias compartidas sirvió para incluir a Villa en el catálogo de los aficionados a la fiesta brava. Ahora leemos a Elías Torres, otro reportero extranjero que sigue a Villa en algunas de sus hazañas. Particularmente los días previos a la derrota final ante Obregón, que se origina, dice Villa, por el flujo de armas que los proveedores le interrumpieron a él y que canalizaron a las fuerzas de Obregón. 

PITÓN IZQUIERDO En el libro Hazañas y Muerte de Francisco Villa, de Elías Torres hay una narración espeluznante. Hubo un novillero llamado Nacho Gómez que fue hermano de otro torero, éste más famoso, que se llamó Merced Gómez quien, en una reyerta con un español, recibió un puntillazo en una pierna, que tuvo que amputársele, con lo que terminó su carrera taurina, pero no la política porque llegó a ser presidente municipal de su pueblo, donde existe una barriada y calle con su nombre. 

PITÓN DERECHO La ignorancia de Torres con respecto a la fiesta taurina es irritante: habla de toros y de novilleros pero les dice matadores a Gómez  y a un sobresaliente. Lean esto: “El propio Baudelio Uribe asistió en el cuarto que ocupaba Nacho Gómez en el Hotel Francia, a la escena de vestirlo con el traje de luces rojo y oro, como para demostrar el bravo novillero que vestía el terno más peligroso, ya que los bichos es fama que atacan con furor esos dos colores.” Baudelio Uribe y otro militar Contreras villistas ambos, eran grandes aficionados taurinos y estaban alborozados contemplando el ascenso de  Nacho Gómez. Ellos organizaron el festejo.   

PITÓN IZQUIERDO Nuestro autor olvida decirnos si Pancho Villa, que estaba al acecho por aquel entonces en Torreón, asistió a la corrida, o tal vez prefirió el reposo acompañado por alguna de sus esposas. Pues bien, este Nacho Gómez, era considerado un novillero fulgurante con más categoría que la que le habían interrumpido a su hermano y hasta, dice Torres, pensaban que pudiera llegar a ser otro Rodolfo Gaona. Esa tarde iba a torear con Luis León, aquél que había “alternado” con Villa, según recordé en otra fecha. Pero como no consiguieron a León, Nacho Gómez toreó solo y un sobresaliente, de quien no se dan mayores datos.  

PITÓN DERECHO La plaza fue la de Torreón, con dos novillos de La Osa, de  cruza española y dos de Torreón de las Cañas y ya cuando Gómez había tirado el capote de luces a la barrera ocupada por Baudelio y se disponía a torear, Torres nos desinfla diciendo: “Pero no voy a describir la corrida: cualquiera de mis lectores puede imaginarse una buena novillada, bravos toros, valientes toreros, matadores de empuje, sol radiante, bello el cielo y la alegría  y gritos y música y palmas por donde quiera…”

PITÓN DERECHO, OTRA VEZ Nos queda algo de suerte porque Torres recuerda que Nacho Gómez mereció las orejas y rabo de uno de los toros y había sido el propio Baudelio Uribe quien, en un arrebato de euforia se descolgó de la barrera para cortar él mismo las orejas del triunfo. Lo escalofriante viene luego. 

PITÓN IZQUIERDO Por esos días entre la tropa se presentía que Villa sería derrotado por Obregón. Los rifles y granadas y otro tipo de implementos estaban atorados en la frontera por una súbita prohibición que ahogaba a mi general. Fue así como la desbandada de desertores empezó a desangrar la División del Norte. Se inició la persecución y arrestos masivos y aquí es el turno de Baudelio Uribe, quien de acuerdo a los bárbaros reglamentos castrenses aplicables en situación de guerra, podría fusilar a los desertores capturados. 

REMATE Pero él se inclina por atenuar la pena y cuando ya tiene un centenar de ellos ordena que los desorejen, algunos de ellos sólo de un lado. 

DESPLANTE Por su cuenta Gonzalo Santonja en Luces sobre una época oscura, rescata del piadoso olvido “la fiesta más sangrienta que en España se ha conocido“. Sucedió en 1602 en Bibarrambla, una plaza granadina y que costó la vida a 36 personas por unos toros indefinidos que hirieron, además, otras sesenta. Estas muertes fueron directamente acreditadas a los toros; en cambio el corte de orejas a los desertores tal vez fue sugerido por la premiación prevista en la tradición del espectáculo.

DEAR ANONYMOUS This item has two horns, one deep into nationalistic entrails. If corridas had not been hailed as the National (meaning Spanish), Fiesta, maybe then La Fiesta could have been left undisturbed by Catalunya partisans. When will this ancient nationalistic quarrel simmer down? Don´t hold your breath. As for been a gory event, second horn must probe into semantics, because when you deal with it in English you miss the point. It is not, by all means “a sport”, and even less “a fight” as some are to think, shackled by their language. It’s an art. A tragic barbarian art, but none the less an art since matadores, nota bene, strive to create aesthetic emotion by risking their own lives.  I rest my case. Órale.

No hay comentarios: