Follow by Email

miércoles, 11 de enero de 2012

BROCHE DE ORO





PITÓN DERECHO El Juli liga cuatro, cinco pases todos ellos girando sobre la pierna de salida, luego remata sin prisas y con suavidad se quita un hachazo, bajo un aguacero tan frio que no tiene notas en ningún paso doble de esos que hablan del sol. Pero en medio del chubasco invernal está la categoría de El Juli, la enjundia de Bolívar y la ortodoxia sobria de Juan Mora y con eso y los toros de Ernesto Gutiérrez la tarde cerrada por nubarrones pesados, trasciende y se ilumina en una fiesta de amplias emociones taurinas.

PITÓN IZQUIERDO ¿Cuál otra expresión artística puede darse en condiciones atmosféricas tan incómodas y con el público que permanece atento para exaltarse o abuchear los pormenores de las actuaciones de los diestros que están atentos, también, pero con mayor responsabilidad, porque deben auxiliar al menor  traspié del que actúa?

PITÓN DERECHO El misterio de las pasiones humanas es que uno no entiende cómo es que los demás no los comparten. ¿Qué harán los anti taurinos una tarde lluviosa? ¿Sabrán lo que se pierden porque nunca verán las verónicas bajo la lluvia, pasándose el capote de Juan  Mora a El Juli,  a Luis Bolívar?  

PITÓN IZQUIERDO La lluvia es la Doña de las montañas y verdores de Manizales. La única tregua que nos dio durante la feria, fue la noche de La Macarena que hasta de pura generosa dejó aparecer la luna llena. Pero en esta última de la Feria, con Juan Mora, El Juli y Luis Bolívar las nubes volvieron por sus fueros y nos dejaron caer sus hebras frías. Mis notas de la corrida se escurrieron para siempre. No así las imágenes visuales de los desempeños de los artistas.

PITÓN DERECHO Pues sí, Mira tuvo razón en su apreciación de considerar a Colombia como dehesa inmejorable. ¡Qué toros envió Ernesto Gutiérrez! ¡En qué manos cayeron! El gusto para el ganadero es que esa tarde les cortaron a sus pupilos cinco orejas, más las dos virtuales del último que fue indultado por Bolívar.

PITÓN IZQUIERDO En una entrevista concedida a Karen Zúñiga Gáez, El Cid describió a El Juli, como un perro de presa. Por nuestra cuenta creemos que a El Juli no le aprieta la competencia en la arena. Su profesionalismo, su afición, su talento de torero hace todo por él. Diríamos que está hasta un poco alejado de lo que sus demás compañeros hacen. Está, claro, atento a todo lo que acontece; en el festival le vimos un quite a uno de sus alternantes en un apuro. Pero cuando está frente al toro, parece que está ensimismado, sin pensar en otra cosa.

PITÓN IZQUIERDO Cuando la tarde de toros es perfecta tolera algunas impertinencias. Prácticamente la lluvia no dejó tomar notas escritas de las incidencias. Además, las que sobrevivieron parecían la bitácora de un hundimiento. A la salida las mazorcas con mantequilla y los chuzos estaban mal protegidos.

PITÓN DERECHO Ahora que estoy en México y que he cambiado de chimenea, recuerdo la de La Juanita de Los Zagales, Manizales, Caldas, Colombia y sus amables anfitriones. Un abrazo a los nuevos amigos taurinos tan inesperados como bienvenidos. Sus botas con licores que hicieron inolvidables las charlas y en alguna manera olvidables los aguaceros macondianos.

PITÓN DERECHO Por el diario supe que a El Juli de adjudicaron el trofeo Triunfador de la Feria del Café, de Manizales y a Luis Bolívar el de Voceador de Prensa, a la mejor faena. También Ernesto Gutiérrez se llevó el del mejor encierro. Bien ganados todos. ¡Qué tarde! Fija en la memoria quedarán la ilación de pases de El Juli, casi sin solución de continuidad y la garra de Bolívar, que pegaba los pases casi sin solución de emotividad. Y la parsimonia de Juan Mora y los toros de Ernesto Gutiérrez. 

RECORTE FINAL Cuando el jet templaba una gran curva la Monumental de Manizales se movió lentamente pasándome abajo, a la derecha, como si yo hiciera el recorte de la Vitolina aérea. El pase de despedida y nos vemos el año que entra. Órale.

No hay comentarios: