Follow by Email

domingo, 8 de enero de 2012

CUANDO NO HAY CABESTROS

PITÓN DERECHO Repite Hermoso de Mendoza. Su primer toro embistió bien, el mejor del encierro y hizo alarde de dominio y el público le ratificó su predilección sobre los otros caballeros. El rejoneador es un torero que atiende las reacciones de dos animales cuando se encuentran; uno, el toro, sin previo adiestramiento como no sea su instinto y genética seleccionada y el otro, un caballo educado para evolucionar sobre la arena y adiestrado para enfrentarse a un toro que le provoca miedo y que, para realizar lo aprendido necesita sentirse protegido por su jinete.

PITÓN IZQUIERDO Eso lo hizo Hermoso de Mendoza con Espumoso de la Ganadería Caicedo y que aprovechó para lucir las preciosidades de sus cabalgaduras. Aportó prontitud, casta, bravura y fuerza y se fue sin una oreja. Debieron dar arrastre lento a este Espumoso que, como la bebida que sugiere, dejó muy buen sabor.

PITÓN DERECHO En su segundo llamado Artillero, como su nombre presagiaba, propició el petardo de la noche. Desatento para embestir, los chiflidos y protestas para su regreso tomaron tiempo para subir hasta el balcón del Juez. El jinete había recortado ya el tiempo usual de empleo de su primera monta y había hecho el cambio que parecía ir encelando al remiso a la emoción del combate. Pero fue cuando Usía decretó el cambio. Como no cuenta la plaza con cabestros para que retiraran al descastado, se ordenó la muerte por puntilla. Sólo que lo intentaron desde la impunidad de la barrera de matadores. Pasó un buen rato para que acertaran en la cerviz. El público escandalizado por la ineptitud. Por si fuera poco, fue sustituido por  Flor de Soledad, de otra ganadería exhibiendo, de paso, la falta de un sobrero de la sangre que lidiaba oficialmente este aciago jueves. Tampoco hubo éxito.

PITÓN IZQUIERDO Sebastián Vargas tuvo un lote de dos toros difíciles, como sus nombres indican: Abogado y Rocoso. Con el capote es bueno y al banderillar se luce. Falla con la espada pero no la puede responsabilizar,  porque pierde nada.  

PITÓN DERECHO David Mora Oreja en su segundo muy porfiado lo terminó toreando en querencia. Algunos aficionados habían pedido la muerte quince pases antes, pero terminaron aplaudiendo una oreja que tal vez debió quedar en salida al tercio. Su primero le dio dos volteretas que se vieron espeluznantes y que de puro milagro no lo mandaron a la enfermería. Resaltan sus maneras para interpretar la verónica.

PITÓN IZQUIERDO La participación de los toros en las corridas es de aportar la bravura, casta, sensación de peligro, pueden crear belleza, otro no saben lidiar con toros que no se prestan para ella. Así, todos los toros tienen un papel que desarrollar: estimular la estética del diestro o exigirle técnica para lidiarlo. Del encierro sólo el  primero de Pablo Hermoso de Mendoza aporto elementos que fueron propicios a la estética taurina. Los demás tuvieron que ser sometidos a un esfuerzo por parte de los artistas, con pocos momentos de belleza.

PITÓN IZQUIERDO, OTRA VEZ Hay toros que exigen una lidia de aliño y otros que pueden colaborar con el artista. Les dicen toros malos a aquellos que son para ser lidiados y encuentran a un artista con escasa técnica.





RECORTE FINAL Mi agradecimiento a la invitación para entremeterme en los comentarios radiofónicos de  Óscar Hernández, Tomás Mondragón, Paco Ayala. 

No hay comentarios: