Follow by Email

sábado, 7 de enero de 2012

La Macarena bajo la luna en Manizales

PITÓN IZQUIERDO En los días del festival taurino, hay un desfile que desemboca en la plaza y que dura dos horas por las calles de Manizales. Bajo una lluvia asidua estuvimos durante una hora apostados en una banqueta estratégica. Ya se veían los códigos de las patrullas.  En eso reconocí a un nuevo amigo quien me previno con la sabiduría de un nativo que no presenciara en desfile en la calle, sino dentro de la plaza, porque la muchedumbre agolpada impediría la entrada oportuna para presenciar la suntuosa entrada de la  Macarena. Seguí su consejo y fue provechoso.

PITÓN DERECHO Ser espectador dentro de la plaza es perder algo del desfile porque no todos los participantes de la procesión, circulan dentro de la arena. Habíamos deambulado por horas bajo la lluvia convertida en calles siempre iguales donde, pese a la humedad, estaban activados los comerciantes de los tianguis con mazorcas, chuzos y demás comida, ropa, botas, artículos de cuero, globos y recuerdos. Cuando arreció la precipitación nos refugiamos en una fonda. Una sopa de papas, filete de pescado de la región, fríjoles (Aquí la palabra es esdrújula), arroz, plátano frito, pan, ensalada, café y jugo de maracuyá, nos hizo carbohidratar la espera. Órale.

PITÓN DERECHO La plaza al 80% de su capacidad. Son las 7;30 y la noche está encima. Todo el día ha llovido. Se extinguen lentamente las luces y se encienden unas 15 mil farolas. El violinista al centro del ruedo atrae con su música un alargado cono de luz y así como la atención de los asistentes. Luego aparece la Reina de la Feria, a caballo. Ya los tendidos están punteados por las ascuas y la noche lluviosa ha escampado.

PITÓN IZQUIERDO Nuestra Señora de la Esperanza Macarena se presenta sobre su nave de flores, a la salida de la puerta de cuadrillas y por si fuera poco el regalo, la luna llena aparece sobre la Monumental de Manizales. El mar de luminarias rojas y las cámaras parpadea en los tendidos. La luna de estreno queda inmóvil y la Macarena avanza hendiendo lentamente el murmullo de los asistentes. La comitiva es de dignatarios religiosos y civiles, de los toreros, peones y monosabios. El violinista ahora llena el embudo de la Monumental con el Ave María.

PITÓN DERECHO Empieza la Virgen a dar la vuelta al ruedo y la banda toca La Macarena en tiempo de procesión con un lentísimo ritmo marcado por la contundente tambora. ¡Qué devoción! Así, al homenaje de las farolas se añaden cariñosas exclamaciones. Y con La Macarena ya en reposo una vez recorrido el  redondel se otorgan varios reconocimientos por el aniversario de la Plaza y la participación  gratuita de los toreros. Los ingresos benefician a los niños de Manizales. Los diestros son obsequiados con un grano de café en oro. Se retira la Macarena a su oratorio dentro de la plaza y queda listo el ruedo que recupera la iluminación. Los monosabios recogen los pétalos caídos durante la vuelta al ruedo. Por fin, los himnos de Colombia y Manizales y se hace el paseíllo.

PITÓN IZQUIERDO En los chiqueros aguardan los toros de La Carolina. Juan Mora con Reportero recibe aplausos y parece ser que se le perdona un aviso. El Juli con Emperador pontifica cuando interpreta las verónicas y tafalleras. La sencillez engañosa que demuestra en los lances hace creer a uno que los podría duplicar a la menor oportunidad. Falla al primero y recibe una oreja. El Cid con Desenvuelto desenvuelve unas chicuelinas de lujo y el  resto de la lidia le da para salir al tercio.

PITÓN DERECHO Sebastián Castella con Agiotista no regatea esfuerzos y los prodiga acompañado de la marcha El Toreador de la Ópera Carmen. Mata a la primera entrada y recibe dos orejas. La segunda compensatoria de la negada la tarde anterior. Guerrita Chico, alias Hernán Ocampo, no pudo con Celeste. Lo quiso torear cuando el animal requería ser lidiado. Andrés  de los Ríos con Lobito hilvanó algunos pases intermitentes.






RECORTE Fuimos entrevistados por dos radiodifusoras con cubertura nacional. Resulta que uno de mis nuevos amigos es gente del ambiente y al saber de Pitón a Pitón, concertó la experiencia inédita, en mi caso. Es notable el conocimiento que tienen los entrevistadores de la fiesta, no sólo la de Colombia, lo que es de esperarse, sino de México y España. Fue muy agradable el intercambio de opiniones. 

No hay comentarios: