Follow by Email

jueves, 24 de mayo de 2012

CONFIRMACIÓN DE JUAN PABLO SÁNCHEZ

PITÓN DERECHO Se asocian más los meses finales del verano con los percances a los toreros por la mayor edad y, tal vez, el aburrimiento en los corrales que padecen los toros destinados a las últimas corridas de las ferias. Asimismo, los diestros punteros con muchas fechas cumplidas van conviviendo con el peligro y haciéndole confianza a los cuernos y algunos terminan por sufrir las consecuencias. Por eso resulta extraño el presente caso de dos diestros de primer nivel, heridos por cuerno a mitad del mes de mayo y que tuvieron que borrarse a última hora, de dos carteles de la feria de San Isidro.  

PITÓN IZQUIERDO El caso es que tanto Sebastián Castella como Cayetano no se presentaron el 22 y 23 de mayo y sus lugares fueron ocupados por Iván Fandiño y Talvante, respectivamente. Fue así que la confirmación de Juan Pablo Sánchez fue atestiguada por Talavante, el astro en ascenso. La confirmación corrió a cargo de Morante de la Puebla. 

PITÓN DERECHO La tarde fue mala para todos, con la probable excepción de Juan Pablo porque su primero, el de confirmación, fue apodado fallidamente Danzarín, porque no dio un solo trote con la elegancia que le va al toro bravo. Sánchez le marcó verónicas opacadas por la despreocupación del toro, así como unas izquierdas con el mismo destino. Lo despachó de una estocada. En su segundo las cosas marcharon mejor, sin llegar a salvar la tarde. Invitó a Morante y éste hizo un quite por verónicas de calidad. También Sánchez dio dos tandas con la mano izquierda de buena factura que, si no hubiera aburrido tratando de sacar algo artístico del bulto irremediable, pudo haber ser invitado a salir al tercio, cuando menos. También acertó con la tizona.

PITÓN IZQUIERDO Sus alternantes de tan gran renombre tampoco lucieron. Sus toros casi se jubilaron por los aceros tan romos. Algunos momentos de Morante, aplaudidos más por la magia que creen verle, que por su fondo estético. El que si me sorprendió fue Talavante; en esta ocasión quiso aprovechar, no crear, las condiciones de su lote. Me dejó la impresión que no quiso corregirle ninguno de los defectos y se aprovechó los pocos elementos a su favor, sin llegar a superar la desidia. ¿Otra de mis fallas al vislumbrar figuras?

PITÓN DERECHO Cuando la tarde de toros es insulsa se encuentran más divertimientos en los tendidos. Unos italianos recibían información de un asesor espontáneo que les explicaba a los ragazzos que los toros eran malos porque no eran alegres. “¿Alegres?” dudaron los italianos.

PITÓN DERECHO, OTRA VEZ “Si, alegres; de alegría” respondió el consigliere.

PITÓN IZQUIERDO Después de la corrida un encuentro en las afueras de Las Ventas, con el resto de los de Contoromex y los amigos españoles. La conversación, los tarros, los vinos, las tapas, las copas desde cuyo fondo emergió el sobresalto del próximo viaje a Nimes, fue buen remate de la tarde madrileña. 




RECORTE FINAL A poco que rasque uno emerge la certeza de los españoles que la prohibición en Cataluña fue por razones de nacionalismo y no de hermandad, tipo Arca de Noé.

No hay comentarios: