Follow by Email

sábado, 19 de mayo de 2012

Si los que legislan, leyeran; si los que leen, legislaran…

PITÓN DERECHO Obligados por la premura del tiempo, los reporteros tienen que apretujar las ideas en pocos párrafos y por lo tanto no es del todo justo comentar como si fuera un pensamiento acabado, lo que se publica.

PITÓN DERECHO, OTRA VEZ Aún así, nos atrevemos a comentar la nota aparecida el 17 de mayo en otro periódico en la que se ventila la proposición de prohibir la entrada a menores a corridas de toros, porque “van en sentido opuesto al derecho de los niños a la satisfacción de sus necesidades de sano esparcimiento para su desarrollo integral”. 

PITÓN IZQUIERDO La pregunta inmediata al diputado postulante sería: ¿Cómo satisface la pena de muerte de los secuestradores, que propone su partido, las necesidades del desarrollo integral de los menores?

PITÓN DERECHO Esta idea la promueve un miembro del partido que pide la pena de muerte para los secuestradores, y que pondera la sana idea de prohibir la entrada a los niños menores de 12 años a las corridas de toros. Alega que asistencia de los niños a las corridas no es conveniente, además, da otras varias razones que, si borramos la referencia a las corridas, pudieran ser válidas para evitar la entrada de los ixcuintles tanto a las peleas de box, juegos de fútbol, profesionales y de aficionados, de la lucha libre, de los festivales de vino y mariscos, de béisbol, de la cerveza fest y de las Fiestas del Sol, así como del básquetbol  porque allí, decimos nosotros y los saben todos, se consume mucha cerveza, tal vez no de manera ilimitada, pero si mucha.

PITÓN IZQUIERDO Luego, se mete con las fábulas porque generan en el espíritu infantil enormes distorsiones. ¿Estará hablando de las fábulas de Esopo, La Fontaine, Kafka, Samaniego? Entonces no tenemos la misma interpretación de las fábulas. ¿O tendrá otra bilbliografía?

PITÓN IZQUIERDO, OTRA VEZ Si la Comisión de Gobernación, Legislación y Puntos Constitucionales quisiera ponderar tamaña ocurrencia, debiera convocarnos a los taurinos a unas sesiones públicas con los anti taurinos, para cuyo ingreso fuera necesario, para ambas partes y también para el árbitro, haber leído algo sobre lo que se va a discutir.

PITÓN DERECHO Sería congruente con la obra legislativa de escuchar previamente los argumentos. Ahora bien, si ambos grupos tiene posiciones documentadas sobre el asunto a ser debatido, tanto mejor. Pero si se legisla, pongamos por caso, atendiendo a la veintena que grita en las tardes de toros y sin tomarse en cuenta los miles que están dentro de la plaza, ¿dónde se encuentra la cordura del legislador? 

PITÓN IZQUIERDO Si no pudiera cumplirse con la lectura preparatoria para los polemistas interesados en el proyecto de ley y para el inminente legislador, ni se convocara a los interesados, estaríamos mal; porque se legislaría atendiendo lo que entra por una sola oreja. Este legislador asimétrico (¿habrá tal término en la jerga parlamentaria?), sería un personaje incongruente que sacaría una ley formalmente establecida, pero en el fondo, ilegítima.






RECORTE FINAL Muy parecido al hecho disparatado de cultivar el silencio sutil del lenguaje corporal para la elevación de ideas y simultáneamente orquestar en el mismo lugar y con la misma gente, la gritería peyorativa para hacer pública alguna opinión. Órale.

No hay comentarios: