Follow by Email

jueves, 29 de noviembre de 2012

LOS NATURALES


 
PITÓN DERECHO Vaya con la oferta de este fin de mes taurino del 2012 en La México. El domingo 18 Garibay, Amaya, Luque. Este último se dejó ver con Luna Brava y le cortó dos orejas con temple y mando. Luego al día siguiente vino el deslumbre de Morante de la Puebla, con Chatote, de la dehesa de San Isidro. 

PITÓN IZQUIERDO Para colmar la suerte, vino el domingo 25 la corrida de seis orejas con Los Encinos, El Juli, Saldívar y Silveti. Fue una tarde redonda que tuvo barruntos notables en anteriores fechas: la toma del estoque como fusil que hizo El Zapata en la faena a Caudillo, de San Isidro. Las dos verónicas que en gran parte del recorrido fueron de ensueño y que luego fueron enganchadas a Morante en su primero de Jorge María, llamado Villa. Una tanda con la derecha, de José Mauricio a Madero, también de Jorge María. La consistente demostración de poderío de El Zapata en quites, banderillas y las combinaciones de distintos pases, con el sello de la casa. 

PITÓN DERECHO Tanto detalle torero y algunas faenas completas de mexicanos son los efectos benéficos del sunami del invierno europeo que con Luque, Morante, El Juli, Mora, Castella, Talavante, han encontrado en Silveti, Sánchez, El Zotoluco, Saldívar, Macías, Garibay, Flores, Barba la oleada de valores correspondientes con las que la Fiesta se engalanará enormemente.

PITÓN IZQUIERDO Por cierto en los tendidos y en los micrófonos se indagó la preferencia de los aficionados por los naturales de Morante de la Puebla, del lunes anterior o los de El Juli del domingo 25. La mayoría de los consultados sintió la obligación de escoger uno de ellos. Pocos dijeron que eran dos cosas distintas; dictamen en el que coincido. Si nos pusiéramos pedantes diríamos que están distanciados ya que unos son naturales dionisiacos y los otros apolíneos.

 PITÓN DERECHO Ese tipo de disyuntiva en que se enfrentan dos tipos de estética tiene solución en la proposición de Nietzsche cuando habla de las dimensiones dionisiaca y apolínea de la experiencia artística o de la vivencia estética, a partir de la tragedia griega. (Recuerden que les advertí de la pedantería). 

PITÓN IZQUIERDO Según él algunos creadores de belleza tienen un talento desquiciante con el que alcanzan a empujar al espectador a una experiencia demencial. Serían los dionisiacos, los arrebatados, los desbordantes. Por otro flanco existen los creadores apolíneos, que son aquellos que se apegan a los cánones, al orden, a la medida y quienes conmueven con su elegancia, mesura  y pureza.

PITÓN IZQUIERDO, OTRA VEZ Los toreros pueden alojarse en esas categorías. Los dionisiacos serían aquellos toreros que revuelven las entrañas de la emoción y nos llevan al arrebato visceral. Aquí pondría este ciber sitio a José Tomás, luego a Morante de la Puebla, De Paula, El Pana, El Chihuahua, Curro Romero, El Cordobés, Amado Ramírez. 

PITÓN DERECHO Por el otro lado hay creadores que arrebatan por la pureza de su creación, por el orden que ponen en su creatividad artística, son los que acomodan su técnica al servicio de la estética. Aquí están El Juli, Ponce, El Zotoluco, Garibay, Manzanares, Talavante y estuvieron  Mariano Ramos, Armillita, Domingo Ortega. 

PITÓN IZQUIERDO En otro sentido Pepe Alameda propone la innovación y la tradición como criterios para dividir en dos grupos a los toreros. Existen, dice él, toreros ortodoxos y heterodoxos: Son los innovadores y los, digamos, tradicionalistas. En su momento los innovadores bien pudieron ser los dionisiacos, aunque él no emplea el terminajo y al paso del tiempo, su aporte a la tauromaquia ocuparía un espacio apolíneo ya que su impronta pasa a ser elemento necesario del canon taurino. 

PITÓN DERECHO Siguiendo con los toreros apolíneos y los dionisiacos, según las categorías sugeridas por Nietzsche, hemos asignado dos cumbres utópicas a estos grupos. El Juli, señor de las distancias, temple y mando, domina, según nuestra opinión el Monte Taurus, el paraje asignado a los toreros que hacen de la técnica y elegancia elementos imprescindibles un domingo sí y otro también. Y en la Montaña Mágica están los arrebatados que agarran las gargantas y estrujan los corazones cuando sueltan los duendes y esencias misteriosas en efluvios dionisiacos. Ahí presiden José Tomás, Morante de la Puebla,  De Paula, El Pana, en ese orden, o en otro.

REMATE FINAL El problema de las clasificaciones es que son de naturaleza artificial y los toreros, que son reales, pueden pasarse de una a la otra según el toro y su talante momentáneo y mientras llegan esas bienvenidas sorpresas, disfrutemos recordando los naturales. Órale. 

No hay comentarios: