Follow by Email

viernes, 14 de diciembre de 2012

LAS NUEVAS GENERACIONES


PITÓN DERECHO Recientemente en la remembranza que se hizo de Pepe Alameda por el centenario de su natalicio, uno de los expositores se dolió porque desde donde estaba él, sólo se veía una cordillera nevada, lo que significaba que las nuevas generaciones no estaban presentes.

CORRIGIENDO Aunque eso de ¨cordillera nevada¨ es un añadido nuestro, el expositor sí se dolió a la ausencia de los zaínos (Ídem), lo que se ha convertido en lo que parece ser la nota imperante entre los círculos taurinos: ¿Dónde se encuentra la generación relevo de quienes vamos de salida?

PITÓN IZQUIERDO Para explicar la ¨ausencia¨ se hace responsable a las empresas, a las figuras, a los ganaderos, a los aficionados, a los medios, a los ciudadanos de Villa Melón, a las consecuencias de las broncas en los túneles, a los jueces de plaza, a los anti taurinos, a la globalización, a todos menos a los novilleros, ni a los extraterrestres.

PITÓN IZQUIERDO, OTRA VEZ Lo que significa que la ausencia de aficionados es un asunto de ¨los tiempos que corren.¨ Lo que, a su vez, significa que es competencia de todos los ya mencionados quienes con mayor o menor peso específico influimos en el estado actual de la Fiesta, porque todos vivimos en ¨los tiempos que corren¨.
PITÓN DERECHO El asunto se reduce a la pregunta: ¿dónde están los aficionados de la nueva generación?

PITÓN IZQUIERDO Podemos asegurar que ya están aquí los aficionados que van a comparar las verónicas de José Tomás con las que dará un torero que todavía no ha nacido. Lo que pasa es que quisiéramos que fueran miles esos taurófilos de la nueva generación y que los viéramos en eventos que a nosotros nos atraen.

PITÓN DERECHO ¿Cómo aparecen los nuevos aficionados? Tal vez el factor más frecuente es nacer dentro de una familia taurófila o al menos una que no sea contraria. También ayuda mucho tener cierta reticencia, que tal vez debiera ser repugnancia, a los espectáculos donde hay más competencia y calidad en lo que ¨dicen¨ y se publica, que en lo que se ve.

PITÓN IZQUIERDO Luego habría otra fuente de suministro: Ya que de la tauromaquia se han ocupado y ocupan pintores, literatos, escultores, poetas, cineastas, dibujantes, estamos en la posibilidad de vislumbrar (En inglés es ¨wishful thinking¨, en español sería ¨ganas tienes¨), posibilidad de vislumbrar, decíamos, cómo algunos escultores, poetas, pintores, músicos, literatos, dibujantes, cineastas descubrirán, en su momento misterioso, la tauromaquia como asunto estético y se harán en consecuencia, aficionados. Esto es, algunos de los que poblarán los tendidos en el futuro llegarán por otros atajos artísticos y no por una afición directamente fomentada.

PITÓN DERECHO Tenemos, pues, futuras generaciones ya en proceso. Pero ¿qué tauromaquia verán? ¿Cuál diferencia tendrá el festejo con respecto al que ahora disfrutamos? ¿¨Agarrará monte¨ la Fiesta? Si todo el mundo taurómaco está de acuerdo que el Toro es la Fiesta, ¿Cómo podemos saber cómo será la fiesta de las futuras generaciones, si no sabemos cómo será el toro de, digamos, unos cincuenta años más?

PITÓN IZQUIERDO Por mucho que los comentadores de la fiesta hablen de su decadencia o de su recuperación, no podemos pronosticar razonablemente, porque no sabemos qué toro van a criar los ganaderos en el futuro. ¿Qué alimentos tendrán los criadores a su disposición, qué arreglos genéticos habrán de manipular? ¿Podrán clonar toros de indulto? ¿Cuáles gustos serán los imperantes entre los aficionados cuyos abuelos actualmente son adolescentes? 

PITÓN DERECHO ¿Los anti taurinos, como la reventa y los villamelones, seguirán siendo males necesarios? ¿El sorteo será de ganaderías? Si hace cien años las faenas podían ser de dos o tres pases y las actuales son de decenas ¿las futuras volverán a lo parco?

PITÓN IZQUIERDO Luego, las futuras generaciones ¿verán reducirse el riesgo que actualmente corren los toreros? Los adelantos científicos, particularmente en la medicina reconstructiva, no parecen tener límite y sin embargo, la presencia del toro con kilos y cornamenta y el peligro consiguiente, no debe desaparecer porque le quitaría el componente indispensable a la Fiesta.

REMATE Mientras tanto esperamos que Calafia vuelva por sus fueros.

No hay comentarios: